Escucha esta nota aquí

Un duro conflicto jurídico se avecina con la creación de la entidad de Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (Naabol), que el Gobierno instauró para suprimir a la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación (Aasana) luego de no poder solucionar un conflicto laboral con los trabajadores de la ya extinta institución.

Naabol fue creada mediante el Decreto Supremo 4630, que incluso garantiza las obligaciones laborales con los trabajadores de la extinta Aasana, informó la mañana de este miércoles el Ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño.

Con esto, la autoridad busca frenar un conflicto laboral que data de varios meses. Los trabajadores de Aasana exigen el pago de una deuda por 9,5 millones de bolivianos por concepto de horas extra, la destitución de la directora de Aasana, Arminda Choque y frenar un plan de reestructuración que contempla el despido de personal y reducción salarial.

En este contexto, Jorge Valle, especialista en el sector aeronáutico señaló que en primera instancia un Decreto Supremo no puede suprimir una entidad creada por una ley, que tiene un rango mayor.

Valle lamentó que la medida realizada por el Gobierno se haga “entre gallos y media noche” lo que demuestra la falta de capacidad para llegar a consensos con los trabajadores y que se da después de superar una auditoría a los servicios aeroportuarios del país hecha por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

“Justamente, después de la auditoría de la OACI hacen desaparecer a una empresa por Decreto Supremo que no corresponde, por esa entidad (Aasana) fue creada mediante ley; evidentemente lo que hay que hacer para que desaparezca es crear una ley y no ocurrió esto. En este momento hay un problema jurídico-legal que tendría que resolverse previamente”, dijo.

El especialista dijo que “debe haber conciencia en la gente del Gobierno, porque no pueden suprimir una ley con un decreto que es una norma de menor jerarquía jurídica”.

Los trabajadores de Aasana tiene una postura similar, en declaraciones a la red Erbol, Einar Roca secretario ejecutivo del sindicato de la entidad sostuvo que la medida adoptada por el Gobierno “es una agresión directa a la dignidad de los trabajadores”.

“Esto es un atropello directamente al trabajador lo que está haciendo el Ministro de Obras Públicas”, señaló Roca.

Es más, el dirigente sostuvo que el decreto es inconstitucional, porque Aasana fue creada mediante ley, que es una norma superior e incluso calificó el accionar estatal como “una violación a los derechos humanos y una burla al pueblo boliviano”.

Descargo estatal

No obstante, desde el Gobierno aseguran que la medida fue la única salida al conflicto. Admitieron que más allá de la demanda de los trabajadores existe una deuda de 1.300 millones de bolivianos.

En declaraciones a medios estatales, Montaño lamentó la intransigencia de algunos dirigentes de los trabajadores. Además, prometió que Naabol se encargará de liquidar a todos los funcionarios de la extinta Aasana.

Este decreto, si bien es cierto crea una nueva institución, va a cumplir también con todas las obligaciones (…). No vamos a vulnerar los derechos de los trabajadores de Aasana, con este decreto se garantiza que en los próximos 15 días la ‘Liquidadora’ va a hacerse cargo de todas las obligaciones”, dijo.

Pese a ello, la postura de los trabajadores se mantiene firme. Aseguraron que no creen en el ministro, y que al contrario la medida de presión se fortalecerá.

Comentarios