Escucha esta nota aquí

Al filo de la incursión de Bolivia al mercado mundial de carne bovina (China, habilitado y Rusia, en puerta) zootecnistas y expertos en agronegocios de Brasil y de Paraguay visibilizan varios desafíos al sector ganadero del país para hacer exitosa la exportación.

La transferencia de know-how de los peritos extranjeros tuvo lugar en el TotalPec Conference 2019 y Primera Jornada Internacional de Confinamiento, cuyos eventos fueron organizados por TotalPec Soluciones Pecuarias y Unión Agronegocios, respectivamente.

Con ocasión del TotalPec Conference, el mayor rematador de ganado del mundo Mauricio Tonhá, refirió que el productor agropecuario debe acompañar la evolución tecnológica con lo que pasa dentro del mercado. Aludió que en el mundo del agronegocio no se puede ser solo ganadero, se debe ser empresario, y saber los datos del negocio para complementar la planificación.

El experto instó a los cabañeros del país a integrar la agricultura con la ganadería para alcanzar una verdadera revolución como ocurre en los campos brasileños. “Esta integración proporciona condiciones constantes que agregan valor a la producción pecuaria, no podemos agregar valor si no entendemos el mercado”, puntualizó.

Fernando Baldi, de Innovación y Tecnología de la Asociación Brasileña de Criadores e Investigadores, cree que la mejor forma de tener una producción ganadera que impacte menos en el ambiente es reduciendo el ciclo, que el animal tenga que permanecer un año menos en el campo. “Cuando pensamos en genética y nutrición no podemos hacerlo de forma aislada, debemos pensar en conjunto.

El potencial genético está relacionado con el ambiente, sobre todo, con el componente nutricional que damos a los animales. No me sirve tener la mejor genética si no le doy un buen ambiente para que esa genética se exprese”, subrayó.

Para Antonio Chaker, coordinador del Instituto Inttegra que supervisa más de 420 haciendas en Brasil, Bolivia y Paraguay con un hato de más 1,6 millones de cabezas de ganado en más de 1,3 millones de hectáreas, cualquier emprendedor ganadero necesita dominar no solo las cuestiones técnicas, sino también las gestiones administrativas porque es un negocio y como tal tienen gestiones gerenciales, que es el punto principal para el desarrollo financiero de todos los negocios.

Cree que la formación empieza con los propietarios, pero debe llegar a todos los niveles jerárquicos. “Pasar de una gestión tradicional a una moderna es una cuestión de sobrevivencia, no hay otra forma si no se hace el cambio de gestión, y esto debe llevarse a cabo a través de la capacitación y del emprendedurismo de todas las personas que trabajan con la ganadería”, afirmó, al resaltar que Bolivia pasa por un periodo de transformación, con oportunidades de desarrollo, al igual que su país, con la diferencia que acá ha conocido personas que quieren hacer mucho.

Ventajas del confinamiento

En la actividad de Unión Agronegocios, los disertantes André Melo, Joao Paulo Arcelino y Federico Krauer hicieron foco en los avances en nutrición, bienestar animal y acabado de bovinos en confinamiento para alcanzar eficiencia productiva y rentabilidad.

Alentaron a los ganaderos a focalizarse en la nutrición y el bienestar animal como pilares elementales para maximizar la rentabilidad del negocio pecuario en confinamiento. Una gestión financiera eficiente ayuda en la toma de decisiones.

Para Arcelino, si bien Bolivia, por ahora, tiene una capacidad limitada para producir grandes volúmenes de carne, debe apostar a nichos de mercados, por ejemplo, el gourmet. Para ello, comentó que los productores deben profundizar el trabajo genético y el manejo animal.

Krauer, de nacionalidad paraguaya, sugirió trabajar en bienestar animal que, es clave para exportar carne bovina a mercados exigentes, sobre todo, europeos.

Camino a la exportación

Asimismo, la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) organizó el panel Camino para la exportación de carne bovina boliviana que contó con representantes de la Cancillería, Senasag, Congabol y frigoríficos.

Para el presidente de la Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol), Óscar Ciro Pereyra, la incursión de Bolivia a mercados de exportación -China y Rusia- es un hecho histórico y una oportunidad para los productores pequeños, medianos y grandes de migrar a una ganadería productiva y eficiente en base a buenas prácticas pecuarias.

Para ello, dijo que los veterinarios serán claves en la certificación de los predios. Dio cuenta de que Bolivia tiene un excedente anual de 40.000 toneladas de proteína roja animal y un hato de 10 millones de cabeza de ganado. Estiman, hasta 2030, duplicar la población bovina.

Según el vicepresidente de Fegasacruz, Alejandro Díaz, el sector impulsa un proyecto de fortalecimiento integral, a través de transferencia de conocimiento, enfatizando en áreas de sanidad, técnicas de engorde y acabado de ganado a pasto y en confinamiento. A su criterio, el tema de ser cada vez más eficiente va aumentar la competitividad del sector y permitir generar economía de escala no solo en el eslabón primaria de cadena, sino al complejo cárnico.

Díaz afirmó que el Instituto Boliviano de la Carne (IBC) será la punta de lanza de la promoción de la carne con el sello ‘Bolivian Natural Beef’en mercados de ultramar. “Se internacionalizará las bondades de nuestra oferta cárnica no como un commodity, sino como un producto diferenciador”, exclamó.

Desde la Asociación Boliviana de Grupos CREA (AB-CREA), que reúne a los ganaderos de avanzada, la presidenta Sylvia Monasterio Foianini, dijo que el sector debe avanzar en la construcción de una cultura de manejo de información en la administración y en gestión financiera de la actividad económica.

Enfoque estatal

Benjamín Blanco, viceministro de Comercio Exterior e Integración, aseguró que para conseguir nuevos mercados de exportación el Gobierno avanzó muy de la mano del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) y la parte privada y que para conseguirlo debieron, a través acuerdos y 'diplomacia comercial’, cumplir una serie de requisitos y procedimientos muy exigentes, en el caso de China y Rusia, referidos a barreras arancelarias y habilitación sanitaria.

Cumplidos estos objetivos, señaló que la internacionalización de la marca 'Bolivian Natural Beff' es el otro componente que promocionarán las embajadas y en las ferias y exposiciones donde participe Bolivia. En América Latina, Blanco dijo que uno de los grandes desafíos es atender la demanda de carne de res en el norte de Chile. En Asia, expandir la operación de comercio exterior a Hong Kong y Vietnam.

Jorge Berrios, jefe nacional de Sanidad Animal del Senasag, precisó que las mayores limitantes para el comercio cárnico ya no son tanto las enfermedades, sino los residuos de medicamentos veterinarios y pesticidas. Ese protocolo y exigencia del mercado de exportación debe ser cumplido a cabalidad por el sector productivo. (Respecto a sanidad, buenas prácticas) y ahí está el verdadero reto.

Plaza gigantesca

China es uno de los mercados que lidera la demanda global de carne de res y, según datos aduaneros, citados por la agencia de información china Xinhua, el año pasado más de la mitad de las importaciones provinieron de países sudamericanos.

Las compras, desde Brasil, aumentaron de 56.000 a más de 300.000 toneladas de 2015 a 2018. El volumen importado desde Argentina se duplicó entre 2016 y 2018, superando las 170.000 toneladas. Además, en ese mismo periodo, China importó más de 200.000 toneladas de carne de res de Uruguay.

UNA APP OFRECE INFORMACIÓN PARA TENER PREDIOS CON BUENAS PRÁCTICAS GANADERAS
La Secretaría de Desarrollo Productivo de la Gobernación de Santa Cruz, en su aplicación para dispositivos móviles, incluyó información referente a los protocolos básicos exigidos por la Organización Internacional de la Sanidad Animal (OIE), que son de cumplimiento obligatorio para lograr ventas externas exitosas.

Es así que los predios ganaderos que se sumen a la red de exportación de carne bovina deben contar con la certificación de Buenas Prácticas Ganaderas (BPG). A la fecha, 103 establecimientos tienen este requisito obligatorio de los 300 con los que trabaja la Gobernación.

Luis Alberto Alpire, secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación, dijo que son ocho los componentes con sus guías respectivas los que se han digitalizado e incluido a la app de nombre Desarrollo Productivo-GAD.

Entre los pasos para que un establecimiento obtenga el certificado están las instalaciones adecuadas, bioseguridad, sanidad, trazabilidad, bienestar animal, calidad de alimentación y agua, control medio ambiental de residuos y condiciones laborales de los trabajadores. Los mismos estarán a solo un clic para los productores. /MC

Tags

Comentarios