Escucha esta nota aquí


Después de una pausa por la pandemia debido al Covid-19, la Expocruz vuelve a escena con todas las expectativas puestas en los nuevos negocios y la reactivación económica de Santa Cruz y de Bolivia.

“Santa Cruz retoma el impulso económico con la apertura de una feria que llega con toda fuerza después de un año de suspensión por la pandemia, lo que no había ocurrido nunca en la historia”, dijo Raul Strauss, gerente general de Fexpocruz.

En esta 45 edición de Expocruz participarán más de 1.500 marcas expositoras y países como Argentina, Brasil, Venezuela, Bélgica, República Checa, Chile, Estados Unidos y Paraguay. Se contará con fuerte presencia de sectores como el agropecuario, automotriz, inmobiliario, salud, entre otros.

En lo que respecta al público, según datos de Fexpocruz, se proyectan 30.000 visitas presenciales por día y 20.000 asistentes virtuales.

Descanso, pavimento y otros servicios

Cada año se han realizado mejoras a los predios de la feria, para disminuir las largas filas, ingresar a los sanitarios, otorgar lugares para que el público luego de recorrer la muestra ferial pueda descansar, hacer más cómoda la recepción, y ofrecer distintos bebederos con agua.

En esta edición, los visitantes podrán descansar mientras esperan su ingreso a los estands en más de 200 bancas, disponibles en diferentes puntos de la feria.

Además, se han dispuesto 40 baterías de baño (tanto para sanitarios de varones y mujeres) como para aminorar las filas y hacer uso de los mismos.

En lo que respecta a los bebederos, se cuenta con tres grifos de Saguapac en el parque central y otros en lugares específicos del campo ferial.

Este año, los visitantes se encontrarán con el 90% de las calles y avenidas modernizadas. En el campo ferial se sustituyeron 20.000 m2. de loseta por cemento rígido y adoquín.

Bioseguridad

Expocruz cumplirá con estrictas medidas de bioseguridad para preservar la salud -tanto de los visitantes como de los expositores- es por esto que este año cuentan con la certificación internacional Safe Guard, una inspección avalada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La Fexpocruz es el primer espacio con esta certificación en Bolivia y el segundo predio ferial en Latinoamérica.

Safe Guard se encarga de monitorear que los protocolos de bioseguridad, dictados por su organización, se cumplan a cabalidad y de manera trasparente. Al ingresar a la feria se dotará de barbijos para uso obligatorio de los visitantes. Además, se podrá hacer uso de dispensadores con alcohol en distintos puntos, entradas y salidas de pabellones.

Para evitar aglomeraciones, se procederá al conteo de aforo en los pabellones, además se realizará una constante limpieza y desinfección de los ambientes.

El aforo permitido diario -mediante conteo digital- será de 30 mil visitantes presenciales, y en los pabellones solo se permitirá hasta el 60% de su capacidad máxima.

El predio ferial cuenta con más de 150.000 m2 de superficie, de los cuales el 76% es área externa y el 24% área cubierta.

Comentarios