Escucha esta nota aquí

Los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) indican que Bolivia registró un superávit comercial por $us 638 millones, en contrapartida a los $us 29 millones de déficit registrado la pasada gestión en igual período.

Según el INE las exportaciones a mayo sumaron $us 3.994 millones, alcanzaron su nivel más alto de los últimos siete años, mientras las importaciones llegaron a los $us 3.356 millones.

Sobre el tema, el sector exportador informó que reciben con cautela dichos datos, que muestran un crecimiento de las exportaciones del 51,2%.

Desde la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb) expresaron que la recuperación de las exportaciones está fuertemente impulsada por factores exógenos, como ser el precio internacional de los minerales y de las oleaginosas, sobre lo que Bolivia no tiene ningún control y tienen pronósticos que indican una clara tendencia a la baja en el corto plazo

En este sentido, la Caneb considera que es urgente propiciar una reunión con diferentes carteras de Estado, no solo por una cuestión de responsabilidad con la sociedad boliviana, sino porque cree que es necesario complementar el plan de recuperación económica con el desarrollo de las exportaciones, como elemento adicional a las políticas ya implementadas de sustitución de importaciones.

“Debe aprovecharse la coyuntura de bonanza externa para recuperar las reservas internacionales, recuperar la salud de las empresas y mantener la capacidad de creación de empleo”, hizo notar Danilo Velasco, presidente de la Caneb.

La institución reconoce que, entre enero y mayo de 2021, se observa una fuerte recuperación, expresada con elevadas tasas de crecimiento de las exportaciones del sector minero (125,5%) y también del sector de industria manufacturera (68,0%). 

Ambos sectores además mostraron tasas de crecimiento del valor exportado que duplicaron las tasas de crecimiento del volumen exportado (en toneladas), lo cual significa que obtiene en promedio un mejor valor unitario por las exportaciones en estos sectores.

Si bien las exportaciones del sector de agrícola crecieron en 13,7%, se observa una tendencia a exportar una mayor cantidad a un menor precio, ya que el volumen exportado de productos agrícolas creció en 32,5%. 

Esta situación se encuentra también, de manera más evidente, en las exportaciones del sector de hidrocarburos, que cayeron en valor un -3,6%, pero que aumentaron en volumen en un 19,8%.

Existe recelo y preocupación por el comportamiento de los precios internacionales en el corto plazo toda vez que los pronósticos de precios elaborados por el Banco Mundial muestran que los precios de oleaginosas tendrán un crecimiento cercano a cero (0,9%) en 2022 y se espera que los precios de los metales y minerales se contraigan en -12,1% el mismo año. Ambos rubros son los que han venido impulsando la reciente recuperación de las exportaciones en estos últimos meses.

Según Velasco, ante este panorama debería perfilarse un plan de emergencia orientado a la recuperación de las Reservas Internacionales Netas, tomando como pivote el desarrollo de las exportaciones.

Comentarios