Escucha esta nota aquí

Las aerolíneas seguirán realizando vuelos solidarios hasta el 22 de mayo, luego de que el Gobierno extendiera las operaciones para que las personas varadas en diversas regiones del país puedan retornar a sus hogares. Sin embargo, la operación no es suficiente para dar solución a la crisis económica por la que atraviesan.

En Boliviana de Aviación (BoA) tienen previstos 18 vuelos solidarios entre el 14 y el 17 de mayo que cubren las ciudades del eje central del país, además de Sucre, Trinidad, Tarija y Cobija.

Mientras Amaszonas está volando a Santa Cruz, La Paz, Sucre y Riberalta. Los pasajeros deben firmar un compromiso de cuarentena y en los casos de Sucre y Riberalta también presentar Certificados Covid-19. A su vez, Ecojet ofrece vuelos solidarios a Santa Cruz, Cochabamba y Riberalta.

En criterio del gerente general de Ecojet, Luis Durán, los vuelos solidarios son y serán importantes para ayudar a todos los pasajeros que por algún motivo quedaron fuera de su ciudad de origen y deberían seguir realizándose con las medidas de bioseguridad establecidas por el Gobierno. 

"Lo que hay que tomar en cuenta, es que como dice el nombre, son 'vuelos solidarios' y los mismos se realizan al costo y por debajo del punto de equilibrio", explicó el ejecutivo.

Durán dijo que Ecojet realizaba 20 vuelos al día antes de la cuarentena y ahora solo realizan 12 vuelos en tres días. "Como podrá ver no podemos tomar como un alivio económico estos vuelos, pero sí tenemos la satisfacción de ayudar al pueblo boliviano".

Situación económica

Desde Boliviana de Aviación (BoA) gestionan recursos pagar salarios y alquileres con el crédito Fondo para la Revolución Industrial Productiva (Finpro) del Gobierno nacional. No se descarta que la empresa pueda solicitar otro crédito porque Finpro sólo puede prestarle $us 24 millones, que sólo cubrirían los gastos de un mes.

Sobre este tema, Iván Arias, ministro de Obras Públicas, dijo que están al tanto de la crisis por la que atraviesa el sector y trabajan en un plan de salvataje, no solo de BoA sino también de otras empresas que dependen del Estado y que vale la pena que sigan operando.

En declaraciones al diario Los Tiempos, la gerente de Relaciones Institucionales de Amaszonas, Beatriz Baldiviezo, indicó que el sector aeronáutico requiere una inyección de capital para poder reactivarse. Explicó que la reapertura de las operaciones aéreas demorará y cuando inicien serán mínimas.

Mientras el gerente general de Ecojet, Luis Durán, aclaró que no están enfocados en préstamos a fondo perdido. "Lo que necesitamos es un crédito puente que nos ayude a retomar operaciones. La aviación comercial en Bolivia estará recuperándose de forma escalonada y necesitamos el soporte para los primeros meses de actividad, señaló a tiempo de agregar que cuentan con una flota propia de aviones que puede se colateral para los préstamos a los que sea posible acceder con el Gobierno.