Escucha esta nota aquí

El panorama de los incendios no cambia en Santa Cruz. El último reporte del Sistema de Alerta Temprana de la Gobernación reveló que, hasta la fecha, un 17% de la superficie afectada por el fuego, corresponde a bosques. Actualmente, en todo el departamento persisten 23 siniestros activos en seis municipios de la Chiquitania. La situación se agrava porque pese a que se pronosticaron lluvias, estas no llegaron a las zonas afectadas.

Cinthia Asin, secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación de Santa Cruz, explicó que para este fin de semana se habían pronosticado lluvias en los municipios afectados, pero las precipitaciones caídas fueron mínimas.  

“La situación de los incendios sigue siendo crítica, seguimos trabajando. Lamentablemente en ninguna de los lugares hubo lluvia. Si bien se preveía que iban a ver precipitaciones en toda la Chiquitania, como en San Ignacio, San Rafael, los niveles de agua que cayeron fueron mínimos”, señaló.

En su reporte, la autoridad dijo que tres incendios permanecen activos en el municipio de Concepción, otros nueve en San Ignacio, cinco en San Matías, uno en San Rafael, al igual que en Postrervalle.

A esta lista se suma Guarayos; en este municipio se reportaron cuatro siniestros.

“La mayoría de los incendios fueron provocados por la mano del hombre. Instamos a las personas no quemar”, señaló la autoridad.

En todos, según la autoridad se han desplegado bomberos, militares y voluntarios que se encuentran trabajando en labores de mitigación.

Hasta la fecha, el fuego afectado 400.000 hectáreas, de las cuales el 17% (68.000 hectáreas) son bosques. Según el reporte de un 7 % del Departamento presenta riesgo de ocurrencia de incendios forestales extremo y el 36 % de riesgo muy alto.