Escucha esta nota aquí

Ya es una realidad. La nueva línea de producción de la Fábrica Nacional de Cemento (Fancesa) comenzó a producir sus primeras bolsas cemento. El proyecto fue inaugurado en abril y demandó una inversión de 215,4 millones de dólares: este monto que contempla la provisión de maquinarias, las obras civiles, la instalación de servicios y mejora de caminos a canteras.

Durante el mes de junio, la nueva línea de Fancesa produjo su primera bolsa de cemento, que permitirá a la cementera incrementar en un 80% su capacidad productiva, para satisfacer la demanda creciente del mejor cemento de Bolivia por al menos 20 años más en el mercado nacional.

Con esta inversión la compañía cementera producirá sus tres variedades de cemento: IP30 Líder superior, IP30 Líder e IP40 superior, según el requerimiento del mercado.

La implementación esta línea de producción generó 1.390 trabajos de los cuales 99% corresponden a personal eventual contratado, generando más de 4.000 empleos indirectos, reseña un comunicado de prensa de la compañía.

Esta infraestructura tiene una capacidad de producción de 2.100 toneladas de clinker por día, es decir, produce 135 tn de cemento por hora, a través de un molino vertical denominado “OK”.

El nuevo horno trabaja a un 95 % de su capacidad a pocos días después de su encendido oficial lo que provocó beneplácito a la factoría Chuquisaqueña, explicó el presidente del directorio, Edwin Hurtado Urdininea.

La nueva línea de producción constituye una instalación integral y moderna para la fabricación de cemento, abarcando todos los procesos desde trituración de piedra caliza, hasta el despacho de cemento embolsado y a granel, señala el comunicado de prensa la compañía.

Esta línea cuenta con equipos y máquinas del proveedor de Dinamarca FLSmidth, multinacional especializada en la fabricación de equipos para plantas cementeras y mineras.  

Mientras que el control de calidad de los procesos y productos dentro de la Planta, se realiza mediante un moderno sistema desde una sala central de mando, que garantiza la eficiencia y calidad de todo el proceso de producción.

Ensacadoras y Despacho de Cemento

Otras de las novedades de esta inversión es la sección de despacho de cemento cuenta con un alto grado de automatización y permite envasar el producto de manera precisa y eficiente.

El embolsado se efectúa mediante 2 máquinas rotativas de última generación suministradas por FLSmidth – Ventomatic, con una capacidad de ensacado de 5.800 bolsas (de 50 kg.) hora. El carguío a camiones se efectúa de manera completamente automática mediante el sistema “Caricatech”.

Estos equipos pueden apilar las bolsas sin intervención de estibadores, cargando el producto directamente sobre los camiones a un ritmo acorde con la capacidad de las ensacadoras, con ventajas en cuanto a flexibilidad de patrones de bolsa o tamaño y capacidad de las mismas, con tiempos más cortos de cambio de camión.

Parque de Prehomogenización

El parque de prehomogenización consiste en dos pilas para caliza, cada una de 25.000 t de capacidad. El depósito y extracción de material basado en el método Chevron longitudinal, permite que la caliza ingrese al proceso con la mejor homogeneidad posible en cuanto a su composición química, aspecto que repercute en la estabilidad de los procesos y calidad del producto final.

 

Comentarios