Escucha esta nota aquí

En las primeras horas del paro de funcionarios aduaneros chilenos, el paso fronterizo en Tambo Quemado se mantiene con restricciones.

El Deber pudo evidenciar en ese lugar, a unos 400 kilómetros de la sede de Gobierno, el registro normal del transporte pesado, pero que el problema se inicia para el transportista en el lado chileno de Chungará.

Varios conductores informaron a su paso, que los aduaneros atienden solo cinco vehículos por hora. 

De a poco, las filas van aumentando tanto de vehículos que salen como los que vienen de la ciudad costera de Iquique, con carga de ultramar.

La Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile (Anfach) inició este miércoles, un paro nacional, luego de fracasar la negociación con su Gobierno por más presupuesto.

La Dirección de Presupuesto (Dipres) rechazó su propuesta.

Ante el anuncio de paro, el Servicio Nacional de Aduanas de Chile anunció la implementación de un plan de contingencia en todos los puntos de control de fronteras.

El objetivo, según las autoridades, es asegurar la continuidad operacional y asegurar la fluidez del comercio exterior y la circulación de vehículos y viajeros que transiten por las fronteras, puertos y aeropuertos.

Comentarios