Escucha esta nota aquí

Hace 12 años se desempeñó en el cargo de gerente de Comunicación Institucional de Entel, hoy Eddy Luis Franco retorna a la estatal y lo hace como su principal autoridad gerencial. Inmediatamente, después de asumir el sábado 8 de febrero, tuvo que dedicarse casi en exclusiva a investigar presuntas irregularidades de su antecesor, Elio Montes, ordenar el escritorio y limpiar la silla que heredó.

 

_ ¿Cuál es el encargo que tiene para manejar la empresa en estas circunstancias?

El primer encargo es la transparencia. En ese marco, la misión transmitida por la presidente Jeanine Áñez; el ministro de Obras Públicas, Iván Arias; y el directorio de Entel, es cuidar el patrimonio de los bolivianos. El 96% de las acciones de Entel es de los bolivianos, lo que la convierte en una empresa estratégica. Con esa participación, los ciudadanos bolivianos necesitamos cuidar todo ese patrimonio que en los últimos años estuvo descuidado.

_ Hubo una anterior denuncia sobre el anterior Gobierno, de que hubo un supuesto daño económico de Bs 1.700 millones a la empresa, ¿de qué manera se encarará esta investigación?

Vamos a ser muy responsables en la investigación. Sabemos de la existencia de estos hechos irregulares que están siendo investigados por el Ministerio Público. Y si hay algunos otros hechos, también emergerán de un proceso de investigación mediante auditorías responsables que serán compartidas con el directorio. En función a la propia norma, deberá ser puestos a consideración de la autoridad pertinente.

_ En su momento, los trabajadores pidieron ampliar las pesquisas, ¿qué orientación va a tomar la investigación?

Para nosotros, es importante que las propias áreas de Auditoría y Jurídica de la empresa sean las que actúen; sobre todo contra quienes tengan responsabilidad en estos supuestos malos manejos. Esta es una empresa muy grande, pero es una entidad que debería tener claridad en su manejo interno, con procesos y procedimientos. Lo que hemos encontrado no es precisamente aquello.

_ ¿Cómo es eso? ¿No hay una visión empresarial?

Entel es una empresa que no tiene una claridad entorno a su gobierno corporativo, por un lado, y a su manejo de su estructura organizacional, por otro. Lo que vamos hacer es darle una línea estratégica en lo inmediato. Vamos a realizar una planificación para un mediano y largo plazo, para que a la siguiente administración que se instalará en unos meses más le entreguemos una empresa que tenga claridad en torno a su gobierno corporativo, claridad en sus reportes y, sobre todo, que tenga claridad en sus objetivos, metas, objetivos comerciales, metas de ventas y planes.

_ ¿Cómo se dirigía la empresa entonces?

En este instante, si uno pregunta al propio personal de Entel, no saben cuál es el rumbo, hacia dónde van. Pero tenemos definido un equipo y también una estrategia sobre la que vamos a trabajar.

_ Y económicamente, ¿cómo va la empresa?

La empresa es sustentable. Hay que ser claros en esto. Nosotros hemos revisado el presupuesto y estamos revisando de manera constante las ventas y los gastos para que tengamos ese control en función a las propias instancias del mismo presupuesto. Así que no hay dudas de que esta es una empresa, económicamente sustentable y no hay dudas de que es una empresa saludable. Y estamos acá, para cuidar ese patrimonio.

_ Se habla de un supuesto daño económico de Bs 869.000 en la gestión de su antecesor exgerente Elio Montes, ¿qué informe tiene hasta ahora?

El Ministerio de Obras Públicas y el directorio llegaron a tener conocimiento de estos hechos y ese es uno de los motivos por el cual, se decide el alejamiento de Elio Montes. A partir de esta nueva administración, ratificamos esta garantía que vuelvo a expresar. Mi presencia acá es para asegurar el patrimonio de la empresa y el de los bolivianos. Adicionalmente, tras el conocimiento de estas irregularidades, tenemos un informe de las diferentes áreas de la empresa y en función a aquello, lo derivamos a las autoridades fiscales que ahora investigan el caso. Hemos establecido los hechos como tal, los respaldamos documentalmente y derivamos al área correspondiente. Se ha pedido una auditoría especial y se ha iniciado un proceso penal en el Ministerio Público.

_ ¿Cómo espera recuperar el dinero de los supuestos finiquitos entregados irregularmente?

La primera acción que desarrollamos fue intentar recuperar ese dinero conminando a las personas que recibieron esos montos, que devuelvan los recursos y posteriormente, de acuerdo con los informes, seguramente también se podrán establecer otros mecanismos.

_ Después vino la denuncia presentada el jueves, ¿qué pasará?

Sí, hay una demanda penal contra Elio Montes, además del exgerente de Finanzas, Marcelo Stelzer, y la exsubgerente de Recursos Humanos, Rocío Escobar, por los delitos de conducta antieconómica, contribuciones y ventajas ilegítimas, enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado y favorecimiento al enriquecimiento ilícito. Como se informó en su momento, a ese proceso penal se sumaron la Procuraduría General del Estado y el Ministerio de Gobierno.

_ En el caso de los finiquitos, ¿se pudo evidenciar que se pagó de manera irregular?

Exactamente. Los informes preliminares que tenemos, así lo establecen. Ese primer informe se derivó a Auditoría para que allí también corroboren todo el proceso que se ha seguido, en función de establecer quiénes dieron las órdenes y cómo se cumplió ese pago. Luego se lo derivó al Ministerio Público. Esperamos que las tres denuncias sean unidas en un solo proceso legal, para continuar con las investigaciones de la Fiscalía.

_ ¿Cómo es la relación con el directorio?

Se están presentando los informes al directorio, en torno a las actuaciones que hemos ido desarrollando. Estamos cumpliendo con las recomendaciones que nos está dando nuestro directorio. Ellos nos instruyeron el primer proceso que hemos abierto, en base a un informe preliminar que concluimos, también bajo su sugerencia.

_ Por esta pérdida económica, ¿quizás se está considerando algún ajuste tarifario que afecte a los clientes y usuarios de los servicios de Entel?

No habrá ningún cambio que pueda afectar a la calidad del servicio. Todo lo contrario. La empresa está preparada para esta nueva etapa donde tendremos una mayor transmisión de datos, con mayor velocidad, a través de nuestra fibra óptica que poseeremos de manera soberana, por el Océano Pacífico.

_ Hablando de fibra óptica, ¿cuál es el estado del proyecto?

Se está trabajando en ello. Técnicamente estamos revisando todos los detalles en relación a la fibra óptica porque es un patrimonio muy importante para los bolivianos. Entel ha hecho una inversión fuerte para poder obtener la fibra óptica soberana que va a permitir tener un mejor internet, además de poder ampliar los servicios, de manera que no tengamos el mismo internet lento en las capitales como para las áreas rurales. Pero también, con el proyecto Prontis (Programa Nacional de Telecomunicaciones de Inclusión Social) vamos a llegar a una cobertura en casi todo el país. Casi el 90% de poblaciones tendrán acceso a las telecomunicaciones.


_ ¿Cómo están los contratos de Entel y cómo van a hacer para su vigencia, con todos estos problemas que está pasando la firma?

Hay diferentes tipos de control. Hay firmas con empresas que proveen servicio a escala nacional e internacional. Hay toda una auditoría que se realiza y esa auditoría quizás nos va a dar algunos detalles de hechos pasados que se han realizado. En lo que corresponde a nuestra administración se va a revisar todo. Si esa revisión establece que todos estos contratos están totalmente respaldados, se van a cumplir.

_ ¿La empresa tiene alguna deuda fuerte?

No que en este instante pueda afirmarlo. Hay algunos procesos que emergen de procesos laborales que seguramente hay que cumplir. Otros que tienen que ver con temas regulatorios. Pero de otro tipo, no puedo afirmarlo hasta no tener la información completa. Tenemos obligaciones en torno a normas con la ABE (Agencia Boliviana Espacial) por el uso del satélite Túpac Katari. Eso se está cumpliendo de acuerdo a lo que dice la norma y a lo que necesita técnicamente Entel.

_ ¿Cuál va a ser la relación con el resto de las operadoras? ¿Hubo un tiempo que se decía que había mucha exclusividad con la estatal Entel?

Primero, hay que saber que Entel tiene casi el 50% del mercado de telecomunicaciones en el país. Ese mercado no solo debe ser sostenido, sino bien atendido. Sabemos que, en algún momento, los servicios no han sido muy eficientes en cuanto a la atención al cliente. Debemos cambiar esa cultura. Para eso, la empresa tiene que tener procesos muy claros en la selección de profesionales y una definición de funciones. Es una empresa grande que, como muchas en el país, fue un botín político y ahora necesitamos que realmente sea una empresa respaldada técnica y profesionalmente.

Con relación a las otras compañías, queremos tener una relación de respeto absoluto. Aquí no tenemos la intención (y ese es un encargo del Ministerio de Obras Públicas), de afectar, matar o minar algunas de las compañías telefónicas o a las cooperativas de teléfonos.

Aquí, todos tenemos que aportar desde el lugar donde nos encontremos, para hacer que el servicio sea mejor, para hacer que el servicio de las telecomunicaciones sea realmente un derecho humano. Aquí hay una sola política de telecomunicaciones de mutuo respeto entre las organizaciones del Estado con las privadas.