Escucha esta nota aquí

A ocho meses de haberse emitido la resolución biministerial 006/2021 que regula la exportación de la carne bovina, la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) indica que, de acuerdo con sus datos, la medida tuvo una incidencia negativa, ya que el potencial exportador era de 32.000 toneladas que hubieran generado aproximadamente $us 184 millones. Pero el ‘candado’ normativo del Gobierno presentó otra realidad.

Así, considerando solo excedentes de ‘carne carcasa’, el sector exportó 16.000 toneladas por valor de $us 92,2 millones hasta octubre de 2021.

Del potencial de 50.000 toneladas de excedente de carne deshuesada, el sector ganadero exportó 16.000 toneladas, cuando la expectativa sectorial estimaba cerrar 2021 con el envío de 32.000 toneladas a los mercados externos.

La aspiración, según Fegasacruz, se truncó en virtud a las restricciones a la ‘libre exportación’ aplicada por el Gobierno nacional, frente a afirmaciones infundadas de los comercializadores de carne que inferían que el precio de la proteína animal, al consumidor final, se encarecía por la exportación. Los ganaderos hacen notar que la exportación significa el 6% de la producción de carne del país, que en 2021 totalizaron 284.196 toneladas.

Las ventas de carne, por año, alcanzaron 2.457 toneladas en 2017; 3.069 (2018); 4.939 (2019); 15.962 (2020) y 17.324 (2021). Se triplicó en 2020 y creció un 9% en 2021, con relación a 2020. “Si se impulsara la ganadería se puede generar más de $us 200 millones en divisas por exportación en 2022”, dieron cuenta desde Fegasacruz.

Según el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, citado en la agencia estatal ABI, entre enero y octubre el valor de las exportaciones alcanzó $us 9.007 millones, un incremento de casi un 50% con relación a similar periodo de 2020 ($us 5.490 millones). “No solo incrementamos la exportación de productos tradicionales, hemos tenido un incremento del 60% en oleaginosas y exportado chía, carne, café, entre otros productos”, dijo Blanco.

A octubre de 2021, entre los productos de la actividad manufacturera que incrementaron las exportaciones estuvieron el estaño metálico (188,8%); oro metálico (132,4%); carne bovina (78,2%) y productos derivados de soya (74,4%), respecto a igual período de 2020.

El ‘peso’ en exportaciones

Si bien la soya y sus derivados sigue siendo la ‘reina’ de las exportaciones no tradicionales (ENT), el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, destaca la exportación de carne bovina, porque en los últimos tres años su crecimiento ha sido exponencial, sin descuidar el mercado interno.

Entre enero y octubre de 2019 la exportación de carne bovina deshuesada-fresca, refrigerada o congelada- más la carne procesada y despojos, sumaron $us 16 millones; en igual lapso de 2020, en plena pandemia y venciendo el confinamiento y problemas logísticos y de transporte, su valor subió a $us 52 millones; hasta octubre de 2021 lleva casi $us 95 millones, pasando a ser el quinto producto más importante de las ENT.

La exitosa exportación de la ‘Bolivian Natural Beef’ es el mejor ejemplo de un buen trabajo público-privado que permite invertir, producir para el mercado interno, exportar excedentes, generar impuestos y divisas, y miles de empleos. “Si se le dan las condiciones necesarias, este sector podría exportar unos $us 600 millones para el Bicentenario (2025)”, anotó Rodríguez.

 

Comentarios