Escucha esta nota aquí

Carlos Quinquiví, corresponsal

Un comunicado colocado en la puerta de ingreso al Frigorífico BFC SA informa a los trabajadores que la Resolución Biministerial N° 006.2021 emitida limita la exportación de carne al exterior, lo que afecta directamente a la empresa y a sus funcionarios. Desde hace días, trabajadores de la empresa cárnica se mantienen en vigilia para exigir la derogación de dicha resolución.

Fuentes cercanas a la empresa declararon a EL DEBER que, de mantenerse la medida, se verán en la obligación de disminuir su producción y como consecuencia reducir la cantidad de trabajadores en un 70% o más.

Por parte de los trabajadores, Celso Rivero, Olga Rodríguez, Willan Algarañaz y Pablo Ribera manifestaron que este eventual despido afectará a unos 500 trabajadores y más de 1.000 familias que se quedarán sin fuentes de trabajo.

Frigoríficos FBC se muestra respetuoso con las decisiones soberanas del Estado Plurinacional de Bolivia, pero también señala que deberán adecuarse a la nueva situación. 

Con el fin de evitar el despido masivo de trabajadores, los representantes de los funcionarios piden al Gobierno Central que permita la exportación de carne vacuna desde la Chiquitania porque genera ingresos al país. Indican, además, que la ganadería es el motor de la economía regional y, de aplicarse la resolución biministerial  serán cientos de trabajadores los perjudicados porque perderán sus fuentes de trabajo.

Los trabajadores de FBC mantienen diversas medidas de protesta en el municipio de San Ignacio de Velasco, donde está ubicada la empresa. Entre las acciones propuestas para exigir la abrogación de la norma preparan una masiva marcha de protesta, que partirá desde el monumento a las Misiones, en las afueras de San Ignacio, hasta la plaza principal. 

También demandan el apoyo de la población para pedir que el Gobierno nacional dé luz verde a la exportación de carne al mercado internacional.

Comentarios