Escucha esta nota aquí

Pese al fuerte incendio en Postrervalle, las llamas no afectaron áreas productivas, por lo que la Asociación de Fruticultores y Horticultores (Asofruth) descartó problemas en el suministro de alimentos básicos que producen en esta zona, y el resto de los valles. Eso sí, los agricultores están preocupados por la fuerte sequía que azota esta región.

Iver Miranda, presidente de Asofruth, sostuvo que en la zona el fuego afectó áreas boscosas y algunos predios ganaderos, pero los animales rápidamente fueron evacuados del lugar.

"El fuego dañó los bosques, pero no hubo daño en las áreas productivas. Lo que sí nos preocupa en la sequía, está muy fuerte", señaló Miranda.

El productor descartó problemas en el suministro por verduras y hortalizas que se cultivan en este municipio y el resto de las zonas productivas, porque algunos agricultores cuentan con sistemas de riego que garantizan la provisión de los productos de primera necesidad.


“Hemos estado en la zona y podemos asegurar que no hay escasez de producción porque en algunas áreas se cultiva con sistema de riego”, dijo.

De acuerdo a datos de la Gobernación en todos los valles cruceños existen 40.107 hectáreas productivas, de las cuales 13.500 cuentan con riego.

Miranda agregó que entre los meses de agosto, septiembre y octubre la crisis es fuerte en la zona de los valles, aunque observó que está vez el fenómeno llegó con fuerza.

Después de Postrervalle, otras zonas afectadas son Quirusillas, Filadelfia, donde la sequía es intensa, aseguró el titular de Asofruth.

De acuerdo a datos de la Gobernación, por el fuego se han evacuado a 230 familias de Postrervalle, que se quedaron sin nada por el incendio que sigue en esta zona.