Escucha esta nota aquí

La Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol) afirmó que el abastecimiento de carne bovina para el mercado nacional está garantizado porque se prioriza el consumo de las familias bolivianas y el excedente se destina a la exportación. La aclaración de la entidad gremial surge luego de que los carniceros pidieran que se suspenda la venta externa aduciendo un incremento en el precio del kilo/gancho de Bs 18 a 22.

Alejandro Díaz, presidente de Congabol, indicó que el sector ratifica su compromiso con la seguridad y soberanía alimentaria, priorizando siempre el abastecimiento del mercado interno, el cual consume más del 90% de la producción de carne nacional.

Sobre el incremento del precio, indicó que a lo largo de los años la carne ha demostrado estabilidad en oferta y precio; sin embargo, sufre variaciones estacionales -como todo producto de la canasta básica- a consecuencia de factores climáticos que inciden en la oferta de forrajes, costos de insumos para sustentar el engorde, entre otros. 

En este sentido, el dirigente de Congabol indicó que el sector agropecuario, ha sufrido un fenómeno climático extremo (helada) en gran parte del territorio nacional, aspecto que repercutió en pérdidas significativas en la cosecha de granos y disponibilidad de forraje. 

Esta situación inicialmente provocó una sobreoferta de ganado que hizo caer el precio que recibe el productor, pero que en los últimos tiempos se ha recuperado.

En abril, ya los carniceros habían realizado un reclamo similar y el Gobierno intervino para que Bolivia no pierda los mercados de China y Rusia, principales destinos de la exportación de carne. En su momento, los ganaderos explicaron que hubo un reajuste del precio en 2%, pero los comercializadores de carne ganaban hasta Bs 374 por cada res.

Comentarios