Escucha esta nota aquí

Hubert Gil, uno de los implicados en el caso Cotas, declaró a la comisión de fiscales que investiga el robo de $us 7,7 millones, que el daño en la teléfonica llega a los $us 50 millones. Yimy Montaño, abogado de Gil, dio a conocer este dato en declaraciones a la red Unitel.

Ante la comisión del Ministerio Público, según Montaño, su defendido, dijo que la cooperativa estaba en quiebra técnica, por los malos manejos en su interior.

Para cubrir ese hueco financiero, Cotas, según Gil, recurrió a una serie de préstamos con una entidad financiera.

En mayo EL DEBER dio a conocer que la cooperativa había adquirido un crédito de una financiera por Bs 112,5 millones. 

Comentarios