Escucha esta nota aquí

Luis Alberto Alpire, responsable de Centro de Operaciones de Emergencia Departamental – COED informó que este sábado que existen 38 incendios activos en 21 municipios de Santa Cruz. La región más afectada sigue siendo Postrervalle, debido a que el fuego se encuentra en zonas poco accesibles.

La autoridad dio este reporte en el programa Qué Semana!, que se emite por EL DEBER Radio. En la entrevista, Alpire hizo un balance sobre la situación del departamento, que se declaró en zona de desastre ante el avance del fuego.

La autoridad señaló que el 95% de las llamas fue generada por la mano del hombre. Reveló que en la zona más afectada por el fuego: Postrervalle, el siniestro fue iniciado por dos personas del lugar.

En esta comuna, según Alpire, se evacuó a 50 familias debido al desastre ocasionado por las llamas. Aseguró que la fuerte sequía y la difícil topografía, hizo que el fuego avancen rápido por este municipio: ubicado en los valles cruceños.

“El año pasado, cuando los incendios fueron graves, en el municipio no se quemó nada. Lo que pasa es que, este año, la sequía en los Valles fue extrema y prolongada”, dijo.

Otros municipios afectados son San Ignacio, Concepción y San Matías: en donde hay seis incendios activos. Ante esta situación, destacó que la Gobernación se declaró en zona de desastre para poder llevar ayuda a los municipios más afectados por el siniestro.

Lo preocupante, según la autoridad es que se juntaron tres incendios en las comunidades de Masicurí: en Vallegrande, Mosquera: Postrervalle y Rositas en Cabezas

“En San Ignacio hay dos incendios juntos, en las comunidades Del Valle y San Francisco, en donde existe tierra de uso agropecuario”, señaló.

Resumiendo, reveló que hasta la fecha se han visto afectadas 831.000 hectáreas, en todo el departamento.

Lo positivo, según Alpire, es que se tiene pronosticadas lluvias en las zonas damnificadas, aunque mínimas, eso sí, aseguró que los fuertes vientos, en especial en Postrervalle, bajaron de intensidad.