Escucha esta nota aquí

La Gobernación de Tarija denunció a dos exfuncionarios, entre ellos al exsecretario ejecutivo, Roberto Ruiz, y a la exdirectora del Servicio de Gestión Social (Sedeges), Noemi Sardina, por presunta corrupción.

El director de Transparencia, Waldo Tarifa, confirmó a EL DEBER que ambos casos deben ser investigados por la Fiscalía de Distrito, a donde se remitieron toda la documentación.

Tarifa explicó que el exsecretario ejecutivo de la Gobernación, Roberto Ruiz, está involucrado en adjudicaciones de Setar a favor de su empresa por un monto de 1 millón de bolivianos y que después fue transferida a otro.

El segundo caso de presunta corrupción está vinculado con la firma de 22 contratos en el Sedeges a personal que no cumplía funciones.

“Está involucrada la exdirectora de esa institución, Noemi Sardina, y asesores legales que suscribieron los documentos de trabajo de manera irregular”, mencionó Tarifa.

No descarta que aparezcan otros casos de presunta corrupción en la gestión del exgobernador interino, Lino Condori, porque están en una fase de análisis de la documentación.