Escucha esta nota aquí

Para la gestión 2021, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) no pagará el gravamen arancelario por la importación de diésel. El Gobierno a través del Decreto Supremo N.° 4428, determinó diferir esta obligación hasta 2022, según reporte de la agencia ABI. 

En el artículo de la agencia de noticias oficial del Gobierno del presidente Luis Arce, hace referencia a que la medida se hace en virtud al alto costo que tiene el producto por el pago de transporte.

Pero cabe recordar que, en mayo, asambleístas del actual partido de Gobierno observaron el elevado costo del producto, pese que en ese entonces YPFB, bajo la tuición del entonces Gobierno de la expresidente, Jeanine Áñez, informó que importaban el barril de diésel a $us 102; y que un 55% del pago correspondía a la logística.

"Normalmente, la estatal adquiere el combustible a precio internacional. A este valor debe agregarse el costo de transporte, seguros, impuestos, gravamen arancelario y otros, lo que encarece el precio total del producto en comparación con el precio del mercado interno", señala la nota oficial.

En su artículo único, este decreto estableció que: "Se difiere el gravamen arancelario a cero por ciento (0%) para la importación de diésel oil correspondiente a la Subpartida Arancelaria 2710.19.21.00, desde el 1 de enero de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2021".

El producto es muy demandado en el país, en especial por el transporte pesado y el sector productivo, en época de cosecha. Durante septiembre y octubre de este año, el país sufrió la escasez del producto.

El entonces Gobierno de transición justificó la falta de combustible a problemas de transporte en la hidrovía Paraguay-Paraná, por donde llega el producto.

Actualmente, Yacimientos es la única empresa importadora de combustibles y se encarga de abastecer y garantizar la disponibilidad de diésel oil, y combustibles líquidos, en el mercado interno.

Otra de las disposiciones de la norma establece que es función “del Gobierno precautelar el abastecimiento” de este producto en el país, mediante la producción nacional y la importación de hidrocarburos líquidos, “por lo que corresponde establecer los mecanismos necesarios para dicho fin”.

El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas y el Ministerio de Hidrocarburos y Energías son los encargados de la ejecución y el cumplimiento del decreto aprobado el 23 de diciembre de 2020.

Comentarios