Escucha esta nota aquí

Por Walter Vásquez

El Gobierno anunció que, tras el cumplimiento de los niveles mínimos de cartera regulada por parte de la banca, analiza la aplicación de porcentajes de crecimiento anuales para los préstamos productivos y de vivienda de interés social.

“Las entidades financieras han cumplido con las metas y están por encima de ellas, pero evidentemente se están analizando porcentajes de crecimiento, porque nos interesa que la cartera no se estanque”, dijo la viceministra de Pensiones y Servicios Financieros, Ivette Espinoza.

Para que haya un acompañamiento a la proyección de crecimiento del PIB para este año (5,1%), se está pensando que adicionalmente (los bancos) deban cumplir un mínimo en el crecimiento de cartera adicional, especialmente de la cartera del sector productivo y de vivienda de interés social”, precisó.

El Decreto 1842 de diciembre de 2013 establece que los bancos múltiples deberán mantener un nivel mínimo de 60% del total de su cartera entre créditos destinados al sector productivo y de vivienda de interés social, y les da un plazo de cinco años para cumplir con esa meta. El plazo se cumplió en 2018 y desde ese año mantuvo su cartera con esos márgenes. En 2018 el porcentaje fue de 60,9, en 2019 de 62,4, en 2020 de 62,6 y el año pasado de 6,3.

"La relevancia del aporte al crecimiento de la porción regulada en los últimos años denota el esfuerzo del sector por cumplir la regulación de metas de colocación. No obstante, la reducida incidencia de los préstamos no regulados se constituye en un aspecto que requiere atención, pues podría conllevar consecuencias en el acceso al crédito de sectores considerados no productivos, como los sectores comercial y servicios, cuyo aporte al dinamismo de la economía es relevante", sostiene la Asociación de bancos Privados de Bolivia (Asoban) en su Memoria Anual 2020.

Comentarios