El ministro de Economía afirma que los dos proyectos de aprovechamiento de recursos naturales impulsarán las exportaciones bolivianas y significarán más divisas para el país.

26 de julio de 2022, 11:19 AM
26 de julio de 2022, 11:19 AM

El aprovechamiento del litio, la refinación del zinc para la extracción de minerales valiosos y la contratación de deuda externa forman parte del plan que el Gobierno aplicará a corto y mediano plazo para aumentar el nivel de las reservas internacionales netas (RIN).

En el corto plazo, tenemos acceso al crédito externo. Con multilaterales como el BID, Banco Mundial, KfW, CAF, JICA, con todas ellas tenemos márgenes para endeudarnos y llegar a hacer proyectos que nos van a permitir generar estos recursos externos”, informó en entrevista con France 24 el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, en respuesta a una pregunta sobre el posible riesgo de las que las RIN puedan bajar más.

Datos del Banco Central de Bolivia (BCB) indican que la cantidad de reservas que tiene el país se encuentra en $us 4.219 millones al 14 de julio de este año, de los cuales $us 1.261 millones está en divisas (en efectivo).

En el mediano plazo, está en planes el inicio de la “producción fuerte” de las piscinas de carbonato de litio en 2023 y el funcionamiento de las dos plantas refinadoras de zinc en 2024, detalló Montenegro, quien remarcó que el actual nivel de reservas alcanza para "cuatro o cinco meses" de importación, según estándares internacionales.

De seguro que nuestra extracción directa de hidróxido de litio también va a generar un incremento en el aumento de las exportaciones, dado que el precio de la tonelada de litio ha pasado de $us 5.000 a 70.000”, indicó la autoridad.

Con “nuestras plantas separadoras, tendremos minerales 90 veces más valiosos que el zinc”, lo que implicará también más recursos externos para las reservas internacionales, agregó el ministro, que no mencionó durante la entrevista el fortalecimiento de las exportaciones privadas, algo que pide el sector exportador para aumentar la cantidad de divisas que recibe el país.

Las RIN son necesarias para el pago de las importaciones y de la deuda externa, para mantener la estabilidad de la moneda nacional y como garantía de créditos internacionales, entre otras funciones.