Escucha esta nota aquí

El hueco financiero de Bs 1.300 millones que arrastraba la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana), más las responsabilidades laborales y salariales con sus trabajadores, fueron la razón para la creación de la empresa Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (Naabol). Así lo explicó Édgar Montaño, ministro de Obras Públicas, durante una entrevista con EL DEBER Streaming. 

La autoridad sostuvo que, cuando se tiene trabajadores con 35 años de labor, se tienen que pagar bonos de antigüedad, bonos de frontera, refrigerio, horas extras y eso duplica su salario.

Ante ese escenario, Montaño indicó que se optó por lo más viable. Pues no se podía seguir con la hermenéutica de las horas extras y con salarios altos como los de una secretaria, que de Bs 4.000 por todas las bonificaciones llegaba a cobrar más de Bs 10.000. Suma que, para el ministro, era inadmisible.

Para frenar esta situación, la autoridad remarcó que se recurrirá al Tesoro General de la Nación (TGN), que destinará Bs 182 millones para honrar todos los derechos laborales que tienen los ex trabajadores de Aasana.

La decisión de crear Naabol, según Montaño, también responde a las recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que en su última auditoria hizo notar que se debían mejorar ciertos aspectos de la ex Aasana, como el tema da la calidad de los servicios.

Los servicios eran un espanto y cuando se los quería mejorar, no se podía, porque se argumentaba que no se estaba respetando el derecho de los trabajadores", señaló Montaño que reiteró que ve con buenos ojos la creación de Naabol.

 

Comentarios