Escucha esta nota aquí

De a poco se comienzan a reactivar las diferentes actividades económicas del país. El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, autorizó el movimiento de ganado vacuno de predio a predio; es decir, dentro de una misma región e interdepartamental. La medida dinamizará la actividad ganadera que se paralizó por la presencia del coronavirus.

Desde el 22 de marzo la actividad se detuvo  para cumplir el estado de emergencia sanitaria establecido por el Gobierno tras registrarse los primeros casos del mal.

La ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Eliane Capobianco, mediante un comunicado de prensa, informó que para reactivar la actividad se habilitaron las guías de movimiento para que los ganaderos puedan trasladar el ganado de predio a predio, en una misma región, y a escala interdepartamental.

 “Se han habilitado los dos aspectos, uno el interpredial que quiere decir que puede ir de un predio a otro dentro de un mismo departamento sin ninguna restricción y por otra parte se ha habilitado también la posibilidad de que sea interdepartamental; es decir, que con fines de recría o confinamiento pueda ir de un departamento a otro”, explicó la ministra Capobianco.

La autoridad estatal señaló que la restricción al movimiento de ganado fue superada tras un diálogo con el sector ganadero que entendió sobre las medidas que se tiene que asumir para contrarrestar el Covid-19.

En el tema logístico, se tiene previsto que se otorguen 15 guías por día para el movimiento interdepartamental.

Fernando Baldomar, gerente general de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz, explicó que tras la declaratoria de emergencia nacional la actividad se limitó al traslado de los animales a los mataderos. Pero con la nueva disposición se está restableciendo la cadena productiva que se paralizó por las restricciones instruidas por el Gobierno.

Explicó que de forma anual desde Beni llegan 350.000 cabezas de ganado, tanto para matadero como para terminar el proceso de engorde.

 “En esta época, desde Beni viene mucho animal de engorde. Esto quiere decir que no se va a interrumpir el ciclo productivo, y ese ganado estará listo de aquí a seis meses. Es una integración grande que tenemos con esta región porque de aquí van toros y vientres”, señaló.

Comentarios