Escucha esta nota aquí

Pasó el primero de mayo, Día del Trabajador y el Gobierno ni los trabajadores se pronunciaron respecto al pliego petitorio que cada año presentan donde se analiza y se presiona por el incremento salarial. Esta vez, durante los días de mayo, el Gobierno pretende convocar a la Central Obrera Boliviana (COB), para considerar sus pedidos.

“El pliego petitorio no ha sido considerado. El tema del incremento salarial es parte del pliego y muchas reivindicaciones y demandas. Cuando se tome todo este diálogo se abordarán todos los temas que corresponden. Aún no se han establecido las mesas de trabajo. Pero valoramos la comprensión de la dirigencia sindical que ha valorado a cabalidad esta situación. Cuando se retome este pliego, se hará ese trabajo de abordar cada una de las temáticas que existen y tomar decisiones sobre ellas”, aseguró este viernes, el ministro de Trabajo, Óscar Mercado.

El secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, había manifestado su disconformidad por la falta de respuesta del Gobierno, a su pliego petitorio. El ente matriz de los trabajadores demandó un incremento del 15% al haber básico y 10% al salario mínimo para este año, que finalmente no se concretó.

Mensaje presidencial

En el mensaje nacional, la presidente Jeanine Áñez ya había dado algunos atisbos para decir que la discusión del pliego petitorio solo se ha postergado por la crisis de la pandemia del coronavirus.

“Este gobierno tiene las puertas abiertas para empezar a trabajar en conjunto, una agenda común. Una agenda basada en el pliego petitorio de la COB. Pero además de trabajar en esta agenda en base al pliego, quiero proponer a la COB que tome parte activa el proyecto para reactivar la economía después de la crisis del coronavirus. Quiero manifestarle a la COB y a los trabajadores de Bolivia, mi firme voluntad de reconocer en una norma que sea pertinente, todas las conquistas sociales y laborales del movimiento obrero boliviano”, determinó la Presidente.

Mensaje sin incremento salarial

El presidente de la Cámara Nacional de Industria (CNI), Ibo Blazicevic, había mencionado este viernes, que celebraba el anuncio de la Presidente Áñez que, por vez primera en muchos años, “no incluye un incremento salarial desmedido”.

“En los pasados 14 años el salario mínimo nacional se ha incrementado en 324%. El salario mínimo nacional es el quinto más alto de la región y paradójicamente, la productividad laboral boliviana es la última en Latinoamérica”, develó el empresario.

Por su parte, el gerente de la Cámara nacional de Comercio (CNC), Gustavo Jáuregui, dijo que veía una acción “muy prudente” no hablar sobre un posible incremento salarial en esta ñapoca de crisis sanitaria y paralización de la economía.

“Hoy, el mundo está viviendo una emergencia sanitaria por el Covid-19 que ha golpeado a la sociedad en su conjunto y ha desestabilizado la economía”, manifestó, por lo que descartó un posible aumento salarial.

Jáuregui dijo que el tema del incremento salarial es un caso cerrado y fuera de discusión en esta delicada situación por la que atraviesa el país. Por el contrario, propuso que el sector empresarial y los trabajadores, deben actuar de manera propositiva y responsable con la finalidad de generar certidumbre a las personas sobre la sostenibilidad y continuidad de sus fuentes laborales.