Escucha esta nota aquí

Después que la Asamblea Legislativa aprobara un informe que insinúa la quiebra y posterior privatización de las empresas Boliviana de Aviación (BOA) y la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) el ministro de Obras Públicas, Iván Arias descartó esta versión.

"Esta es otra infamia, es una apreciación política con la cual buscan procesarnos sin tener los datos. BoA y ENTEL están mejor de lo que recibimos (...), son empresas altamente competitivas a pesar de la crisis que hemos pasado", enfatizó Arias, según el reporte de la agencia ABI.

Cabe recordar que la Asamblea Legislativa aprobó el informe de la Comisión Especial Mixta acerca de la situación de las empresas estratégicas estatales, en el que señala una "posible inducción a la quiebra para privatizarlas".

Luego de este informe, el Legislativo recomendó remitir una copia del informe a la Fiscalía y Contraloría General del Estado para iniciar acciones legales contra las autoridades y servidores públicos por incumplimiento de deberes.

Ante estos antecedentes, Arias aclaró los estados financieros de BoA, auditados por la firma externa Amurrio y Asociados, reveló un déficit de $us 28.94 millones, por gastos de mantenimiento, compra de motores, mantenimiento, aumento de sueldos, la compra de un avión CRJ, declarado como pérdida total y no reconocido por el seguro de $us 1,3 millones.

 Además, la crisis financiera de BoA, según Arias, fue agravada por la pandemia del coronavirus, lo que implicó la pérdida de 4.300 pasajeros y 38 vuelos por día.

En ese contexto, según la autoridad, el Gobierno aplicó un "plan de salvataje" con la inyección de Bs 30,6 millones para el pago de salarios, además que se redujo el precio del combustible (Jet Fuel) de 3,62 dólares a 1,51 el galón, generando un ahorro de 300 mil dólares por mes.

Comentarios