Escucha esta nota aquí

El Gobierno, a través del Ministerio de Economía, logró desembolsar Bs 1.117 millones, en pagos de bonos extraordinarios, rentas y jubilaciones, con recursos que salen en su mayoría, del Tesoro General de la Nación (TGN), durante esta cuarentena total entre el 1 y 24 de abril, por la pandemia del coronavirus.

“Hemos tenido un muy buen performance en cuanto a la estrategia de pagos. Ha habido personas que se han incomodado, son excepciones a las que les pedimos disculpas por los esfuerzos. Pero también manifestamos que el Ministerio de Economía y las instituciones que han trabajado en el desplazamiento de la logística para el pago, han hecho un tremendo esfuerzo para que esto llegue a los Bs 1.117 millones”, indicó el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Osvaldo Jáuregui.

En una conferencia de prensa realizada este viernes en La Paz, expresó el éxito alcanzado en la distribución de los recursos, a través de los bonos extraordinarios que aprobó el Gobierno como el bono de la Canasta Familiar y el bono Familiar, donde se han alcanzado 1,6 millones de pagos.

A su vez, se abonó, a través de las entidades financieras, la Renta Dignidad, los pagos a los rentistas del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (Senasir), los pagos del Sistema Integral de Pensiones (SIP), que llegaron a 1,1 millones de pagos.

“Entre los bonos extraordinarios y las rentas normales del sistema de pensiones, hemos alcanzado hasta el cierre de los pagos al mediodía de este viernes, a 2,8 millones de pagos. La cifra cuenta el suficiente esfuerzo que hemos tenido que hacer las entidades financieras, el Ministerio de Economía, el Tesoro General de la Nación ( TGN), para alcanzar esta cifra de Bs 1.117 millones”, aseguró la autoridad.

Medidas financieras

Por otro lado, destacó también las “medidas colaterales” tomadas por el aislamiento social, como las prórrogas en el pago de los créditos en el sistema financiero, que ha representado $us 550 millones que han quedado para la liquidez de las empresas porque no han pagado sus créditos.

Además de la postergación de los pagos obligatorios de los aportes de los trabajadores a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y a las cajas de salud, que resultaron en un monto de Bs 125 millones postergados.

“Este es el monto que las empresas han mantenido en su liquidez, para poder afrontar los temas que ha provocado en el flujo de recursos, al interior de cada una de las empresas”, dijo Jáuregui.

Comentarios