Escucha esta nota aquí

No hay marcha atrás. El Gobierno asignó un presupuesto de 182 millones de bolivianos para despedir y finiquitar a todos los trabajadores de la extinta Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana).

 Lo llamativo es que la disolución se da porque el Ministerio de Obras Públicas no logró conciliar el pago de 9,5 millones de bolivianos con los trabajadores, además de otras demandas del sector.

Este martes el responsable de esta cartera, Édgar Montaño, dijo que el Gobierno tomó la decisión después de no lograr a un acuerdo con los dirigentes del sindicato que exigían el pago de horas extras, la renuncia de la directora nacional de Aasana y la paralización de un plan de restructuración que contemplaba el despido de personal y la reducción de sueldos.

Incluso lMontaño dijo que el Gobierno tiene 182 millones de bolivianos para pagar todos los beneficios sociales a los cerca de 793 trabajadores de Aasana que administran 42 aeropuertos en todo el país.

Para viabilizar la disolución de la administradora, el Gobierno promulgó el Decreto Supremo 4630 y que según el nivel central, tiene respaldo legal.

Este decreto, si bien es cierto crea una nueva institución, va a cumplir también con todas las obligaciones (…). No vamos a vulnerar los derechos de los trabajadores de Aasana, con este decreto se garantiza que en los próximos 15 días la ‘liquidadora’ va a hacerse cargo de todas las obligaciones”, dijo Montaño.

Es más, reveló que desde el nivel central se hizo “una proyección de 10 años” y la misma asegura que Aasana era insostenible.

“La deuda de Aasana  se acrecentaba cada día más, entonces era  necesario tomar esta medida que el Gobierno asumió mediante este Decreto Supremo 4630, por el cual se crea una nueva empresa, Naabol”, explicó.

Montaño dijo que la deuda por la administración de los aeropuertos llega a los 1.314 millones de bolivianos. Incluso acusó a funcionarios administrativos de recibir irregularmente el pago de horas extras.

No obstante, Einar Roca, secretario de ejecutivo del sindicato de Aasana negó que personal administrativo recibiera el pago de estos recursos. Además, cuestionó que el Gobierno disponga de dinero para liquidar a los trabajadores y no para pagar las deudas con los controladores.

Les va salir más caro que pagar las deudas que tienen con los trabajadores”, sostuvo.

Sobre las deudas, manifestó que el monto citado por Montaño en su mayor parte refiere a un endeudamiento histórico que tiene la gestión desde 1995, debido a la transferencia de este pasivo que hizo el Gobierno del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

"Son recursos que se usaron para invertir en los aeropuertos y esa deuda se la transfirió a Aasana", dijo.

El dirigente sostuvo que la  medida se radicalizará y que la creación de Naabol es completamente ilegal porque se creó mediante un Decreto Supremo, un rango inferior a una Ley.

Comentarios