Escucha esta nota aquí

El plan de Emergencia de Apoyo al Empleo y Estabilidad Laboral se financiará con recursos del Tesoro General de la Nación (TGN). Así lo establece la reglamentación de esta iniciativa estatal. Además, el Ejecutivo ordena disponer Bs 2.000 millones del TGN para apalancar la entrega de créditos a las empresas privadas.

Cabe recordar que este plan surge para apoyar al sector privado, golpeado por la paralización abrupta de la economía por la presencia del coronavirus. La pandemia que llegó al país frenó en seco todas las actividades: las industrias dejaron de operar. Todo se quedó quieto y la producción se detuvo, menos los compromisos laborales.

En ese escenario, varios actores del empresariado reclamaron medidas para aplacar el costo económico del aislamiento, establecido por el Gobierno el 22 de marzo, para frenar el avance del virus.

Y el Gobierno respondió con dos proyectos: el primero fue un plan de auxilio a las empresas mediante la otorgación de créditos y un plan de reactivación para las micro, pequeñas y medianas empresas.

Justamente sobre la primera iniciativa la reglamentación realizada por el Ministerio de Economía y Finanzas establece que esta cartera de Estado a través del TGN realizará la asignación presupuestaria necesaria para la ejecución de este plan.

El reglamento establece que el ministerio instruirá al BCB el débito de la Cuenta Única del Tesoro (CUT) para su acreditación en la cuenta corriente y de encaje legal de las financieras.

Los bancos tendrán hasta 24 meses para devolver estos recursos.

La tasa de interés para las financieras, que tienen carácter concesional, igual a la que el Banco Central de Bolivia recibe por créditos al Tesoro.

La reglamentación establece que el Ministerio de Economía, en coordinación con el Ministerio de Planificación del Desarrollo, podrá suscribir contratos con fuentes de financiamiento externo con el fin de fortalecer los recursos del plan.

Condiciones de acceso

La regulación estatal sostiene las entidades de Intermediación Financiera, otorgaran créditos dentro del Plan Emergencia de Apoyo al Empleo y Estabilidad Laboral, a un plazo de hasta 18 meses con seis de gracia.

 El monto para otorgar estos créditos es el equivalente a dos salarios mínimos nacionales mensuales por trabajador y máxima dos meses.

El monto máximo por trabajador es de Bs 8.488 y la tasa de interés de la colocación del crédito a las empresas será del 3,73% anual.

Los prestatarios que obtengan créditos del plan serán aquellas empresas que no cuenten con préstamos o los tengan vigentes al 29 de febrero de 2020 en las categorías de riesgo A, B y C.

Además, la instructiva estatal establece que las financieras podrán instrumentar estos créditos con garantía de los recursos de los fondos de garantía para créditos de vivienda social y del sector productivo.

Las empresas que quieran acceder al crédito tendrán que presentar a los bancos la última planilla de pago de aportes a las Administradoras de Fondos de Pensiones, acompañada de una declaración jurada que respalde la información.

Urgen más medidas

Rolando Kempff, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), señaló que el plan estatal ayuda a paliar la crisis que se avecina una vez concluya el periodo de cuarentena. Sin embargo, sostuvo que el Estado debe prever una mayor inyección de recursos y liquidez.

Dejó en claro que es necesario apostar por un plan que incluya la intervención del Estado con proyectos de inversión pública.