Afirman que con la anterior administración el déficit estaría en 9,5%. Indican que el objetivo se logró en un mes y 17 días

20 de enero de 2020, 3:00 AM
20 de enero de 2020, 3:00 AM

Bolivia cerró el 2018 con el déficit fiscal más alto de Sudamérica (8,1%) y de haber continuado con las políticas del Gobierno de Evo Morales se hubiera llegado a un 9,5% en 2019, señaló el ministro de Economía y Finanzas Públicas, José Luis Parada. Es así que indicó, a través de la web del ministerio, que se pudo frenar este incremento cerrando la gestión pasada con un déficit del 7,7%.

Parada detalló que el anterior Gobierno se descontroló con el déficit fiscal entre enero y octubre, que estaba en un 3%, para pasar en los últimos dos meses a más del 6%, producto del excesivo gasto con relación a los ingresos.

“El deterioro del despilfarro público ya se frenó con el tema del déficit y también en este caso lo que se está haciendo, es ordenar el presupuesto para poderle dar un norte y entregar a las nuevas autoridades un presupuesto más o menos ordenado”, declaró.

Aseveró que optimizarán la inversión pública, “vamos a darle una eficiencia en proyectos de impacto y rentabilidad”, dijo.

Por su parte, el analista Roberto Laserna, comentó que el Gobierno de transición tiene la tarea de reducir el déficit heredado a través de la paralización o recorte de grandes obras innecesarias (aeropuerto de Chimoré); revisar el subsidio de los hidrocarburos, aunque este tema es muy sensible para la población; y dar los primeros pasos para implementar un nuevo sistema tributario.

Tags