Escucha esta nota aquí

Ya hay luz verde para que desde el 5 de octubre el universo de 1.464.375 de potenciales beneficiarios se acerquen a las entidades financieras a retirar una parte o el total de sus aportes jubilatorios a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) o pidan directamente la transferencia de su dinero a sus cuentas personales.

Sin embargo, el reglamento presentado ayer revela nuevos ‘candados’ que limitan el acceso a estos recursos que pidieron los aportantes para aliviar su economía afectada por la pandemia.

Estos nuevos filtros, de acuerdo con el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, establecen que están excluidas del beneficio las personas que hubieran realizado ocho aportes en los últimos 16 meses (de marzo de 2020 a julio de 2021), sean continuos o discontinuos. Asimismo, aquellos que recibieron su salario de julio de 2021 en agosto, independientemente del tipo de asegurado incorporado al Sistema Integral de Pensiones (SIP).

Se mantienen excluidos, de acuerdo a la ley, quienes cuenten con una prestación o beneficio de la Seguridad Social a Largo Plazo al 31 de agosto de 2021, como asegurado o derechohabiente.

También quedan marginados quienes hayan solicitado una prestación o beneficio de Seguridad Social a Largo Plazo, como asegurado o derechohabiente.

La autoridad precisó que otro grupo que no será beneficiado son los que al 31 de agosto de 2021 tengan 58 o más años de edad y cuenten con al menos 10 años de aportes a la Seguridad Social a Largo Plazo.

El último freno está destinado a aquellas personas que hubieran efectuado aportes como dependiente de entidades o empresas del sector público, a partir de diciembre de 2019.

De acuerdo con el DS 4582 que reglamenta la Ley 1392, serán las AFP las encargadas, en ocho días hábiles, a partir de la publicación del DS (que fue realizado ayer 16 de septiembre), de identificar a los asegurados excluidos y paralelamente deberán dar a conocer qué personas accederán a la devolución parcial o total, tomando en cuenta el saldo de su Cuenta Previsional Personal (CPP), al 31 de agosto de 2021.

Otro cambio en el reglamento establece que si el aportante no repone el dinero que ha recibido, accede a las prestaciones y beneficios del SIP, pero pierde la Pensión Solidaria de Vejez. Es decir, no será excluido del seguro de salud ni de los beneficios de la jubilación, como se contempló en primera instancia.

Aconsejan evitar el retiro

Jaime Dunn, analista financiero, definió el reglamento para la devolución de aportes como una muy mala política de Estado y remarcó que es un pésimo negocio el retiro de los aportes para la jubilación, por lo que aconsejó tratar de evitarlos.

Dunn precisó que aquella persona que retire los Bs 15.000 y no es disciplinada y quiera devolver ese monto en 15 años, tendrá que pagar un extra de Bs 30.000 por concepto de rendimientos, estimado al 5% anual.

También observó que los que retiren dinero de su CPP y no lo repongan perderán la fracción solidaria, una variable que según Dunn es muy importante pues en muchos casos permite mejorar la jubilación en tres o cuatro veces.

Sobre el tema, Montenegro calificó de ‘magos ‘a los analistas que hacen proyecciones de los futuros rendimientos, aunque reconoció que aquellas personas que retiren sus aportes y no repongan los rendimientos se verán perjudicadas en su jubilación y dejarán de percibir la pensión solidaria.

A su vez, Gustavo Rodríguez Cáceres, investigador de la Organización para la Seguridad Social Flora Tristán, remarcó que las personas que retiren todo su capital perderán el derecho a una pensión vitalicia y a un seguro de salud; las personas que retiren una parte de su capital perderán el derecho a una Pensión Solidaria de Vejez.

Para el economista, Germán Molina, la redacción del reglamento denota cautela y es excluyente. Además, el experto ve dos grupos: el primero es el que está por jubilarse y el Estado busca protegerlos, y el segundo tiene que ver con aquellos que han sido aportantes en determinados periodos y que se los margina, como el caso de los empleados públicos que empezaron a aportar a las AFP en diciembre de 2019 y donde el sesgo político es el detonante (trabajaron en la gestión de Jeanine Áñez).

Para tomar en cuenta

¿Cuándo devuelven?
Según el Gobierno, las devoluciones totales o parciales deben comenzar el 5 de octubre en todo el territorio nacional.

¿Cómo será el retiro?
La devolución de los aportes a las AFP se realizará en un solo pago. Será en las entidades financieras o también mediante un depósito en las cuentas particulares de los beneficiados.

¿Plazo para el retiro?
La persona tendrá 90 días para hacer efectivo el retiro de sus aportes de una de las dos AFP que operan en el país.

Obligación
Las AFP tienen la tarea de instalar distintos canales de información para atender al público.

Comentarios