Escucha esta nota aquí

A tan solo ocho días para el inicio de la devolución total o parcial de los aportes a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), el Gobierno estableció seis fechas para su respectivo cobro.

Así, desde el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas se informó que el inicio del pago será a partir del 6 de octubre y ese día los primeros en retirar la totalidad de su dinero serán las personas con 50 o más años de edad y que en sus cuentas personales su ahorro sea menor o igual a los Bs 10.000.

El Gobierno calcula que 1,4 millones de personas será las beneficiadas con la devolución total o parcial de sus aportes a las AFP, para ello se van a destinar uno Bs 3.900 millones.

El 18 de octubre a los beneficiarios que tengan al menos 50 años les corresponderá la devolución parcial de sus ahorros. Mientras que, el 1 de noviembre el grupo etario de 40 años o más podrá hacer un retiro parcial.

El 15 de noviembre los que tengan 30 o más años podrán retirar parte de sus aportes y el 29 de noviembre la entrega parcial de los aportes será para los menores y mayores de 30 años de edad.

Como es habitual, el Gobierno ya tiene previsto que habrá casos observados o personas pendientes que, por algún motivo, no pudieron acceder al retiro total o parcial de sus aportes en las fechas anteriormente detalladas, lo podrán realizar a partir del 13 de diciembre de la presente gestión.

Un cronograma observado

El presidente del Movimiento de Emergencia Nacional para la devolución de los aportes de las AFP y la Seguridad Social, Yerko Orozco, se mostró contrariado con los plazos de entrega programados por la cartera Económica. Orozco sostuvo que hubiera sido que entre el 5 y 6 de octubre se entregue la totalidad de los aportes, pues las personas están urgidas de contar con su dinero y tener que esperar un mes no es lo ideal.

A su criterio, el Gobierno no cuenta con la totalidad del dinero porque debe esperar los vencimientos de cartera de los bancos de septiembre, octubre, noviembre y diciembre y por ello acomodó las fechas de pago.

Otro punto que el dirigente observó es que, con las distintas exclusiones en el reglamento, el número de beneficiarios de 1,4 millones va a caer al millón. Esto por el freno para retirar sus aportes a las personas que al 31 de agosto de 2021 tengan 58 o más años de edad y cuenten con al menos 10 años de aportes a la Seguridad Social a Largo Plazo.

O los filtros para las personas que hubieran realizado ocho aportes en los últimos 16 meses (de marzo de 2020 a julio de 2021), sean continuos o discontinuos. Asimismo, aquellos que recibieron su salario de julio de 2021 en agosto, independientemente del tipo de asegurado incorporado al Sistema Integral de Pensiones (SIP).

“La idea era que la mayoría de las personas que están en su derecho tengan la posibilidad de retirar su dinero, pero estos candados que no están en la ley han reducido el número de las personas que serán beneficiadas”, lamentó Orozco.

Retirar o no retirar ahí el dilema

En todo este proceso, diferentes han sido las voces sobre si conviene o no retirar los aportes.

En este sentido Jaime Dunn, analista económico, fue tajante al indicar que el retiro total o parcial de los aportes jubilatorios es un mal negocio y que, a mediano y largo plazo, las personas que opten por retirar su dinero iban a tener en el futuro graves problemas financieros y una peligrosa ausencia de un seguro de salud pública.

Gustavo Marcelo Rodríguez, analista e investigador, remarcó que a nadie le conviene retirar su dinero ahorrado en las AFP, por la forma en que está planteada la ley y su reglamento.

Precisó que las personas mayores de 50 años que tienen menos de Bs 10.000, son 219.000 ciudadanos según los cálculos del Gobierno– pueden retirar todo su dinero, pero perderán el derecho a una jubilación mínima y a un seguro de salud.

Comentarios