Escucha esta nota aquí

Este lunes, el presidente Luis Arce Catacora lanzó un fideicomiso de 911 millones de bolivianos para la reactivación de la producción nacional con sustitución de importaciones.

Este beneficio forma parte del programa para la Reactivación y Desarrollo de la Industria Nacional (Firedin) con Sustitución de Importaciones (SI Bolivia), con el cual los productores accederán a créditos con una tasa de interés de 0,5%.

“Estos créditos que estamos otorgando, uno de 3 millones de bolivianos y otros menores de capital de operaciones, son parte de esta estrategia de que de una vez por todas vayamos saliendo de la crisis económica”, dijo Arce.

Estos recursos serán administrados por el Banco de Desarrollo Productivo (BDP) y por el Banco Unión, y será dirigido para la entrega de créditos para capital de operaciones e inversión, y de esta forma reactivar las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas.

"Estos créditos están orientados a la sustitución de importaciones tanto de materias primas, insumos y bienes finales", dijo Néstor Huanca, ministro de desarrollo Productivo.

La autoridad explicó que las tasas son bajas, llegando al 0,5%, anual, con un periodo de gracia que van desde seis meses hasta un año. Los periodos de pago serán mensuales, bimensuales, trimensuales, o de acuerdo a la capacidad de pago de las unidades productivas.

Los montos máximos, de 5 millones de bolivianos, será para grandes empresas, para capital de operaciones. Mientras que las medianas accederán a 3 millones de bolivianos, las pequeñas hasta Bs 700.000. Y por último  las micro tendrán créditos hasta los Bs 200.000.

Las actividades a los que el Firedin facilitará los créditos son alimentos, bebidas, metalmecánica, limpieza e higiene, cuero y calzados, caucho y plástico, textiles y prendas, farmacia y productos de confitería, de madera y de minerales no metálicos, entre otros.

Comentarios