Escucha esta nota aquí

De acuerdo con los cálculos preliminares, el Gobierno apunta a recaudar anualmente unos Bs 30 millones por el gravamen de los servicios digitales que brindan las empresas extranjeras en nuestro país.

También estiman que el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que será el vehículo para el cobro, puede ser compartido entre las empresas y el consumidor final.

Jhonny Morales, viceministro de Política Tributaria, del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, indicó que, con esta medida, se proyecta recaudar aproximadamente Bs 30 millones al año y considera que esta cifra irá aumentando progresivamente porque el mercado digital se va ampliando.

En cuanto a un posible incremento del servicio, Morales detalló que en teoría el IVA siempre se transfiere al usuario final, sin embargo, por temas de competencia y por la experiencia recogida de los países vecinos, este pago de tributos se paga de forma compartida entre la empresa y el usuario final.

La autoridad remarcó que hay mucha competencia en el mercado digital, antes había solo Netflix, ahora hay otras plataformas que ofrecen el mismo servicio, entonces en otros países el impuesto es asumido en parte por las empresas, por lo que no hay un traslado al 100% para el consumidor final como es el caso de Chile, Argentina y Uruguay.

El viceministro resaltó que no se trata de un nuevo impuesto, tomando en cuenta que los países vecinos están cobrando impuestos a las empresas transnacionales por el servicio de las plataformas digitales.

“En Uruguay, por ejemplo, se paga el 22% por el IVA; en Argentina pagan el 21%; en Chile (el impuesto) data de menos de un año, pagan el 19%; en Colombia el 19%; Costa Rica también el 19% y nosotros, si se aprueba la norma, también vamos a incursionar con una tasa del 13%”, precisó.

Cabe recordar que con los analistas consultados, coincidieron que el IVA es un impuesto que, por lo general, lo paga el consumidor final y que lo más adecuado sería cobrar a las empresas por sus ingreso obtenidos.

También alertaron que hay muchos emprendedores digitales bolivianos que usan dichas plataformas extranjeras y que se verán afectados por el cobro del IVA, empujándolos a la informalidad.



Comentarios