Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce Catacora promulgó la mañana de este lunes tres leyes, que, según su administración, ayudarán a mejorar la economía del país, profundamente afectada por la crisis generada por el coronavirus.

Entre las leyes aprobadas está el Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF), que se aplicará de forma anual a aquellas personas que tengan un patrimonio de más 30 millones de bolivianos. Además, el Servicio de Impuestos Nacionales guardará la confidencialidad de los tributantes.

Sobre el Reintegro del Impuesto al Valor Agregado (Re-IVA) establece la restitución en efectivo de un 5% a las personas que ganen menos de 9.000 bolivianos.

“Estas dos normas mejoran la política redistributiva del ingreso como la progresividad del sistema tributario boliviano, que son el precedente de mayor justicia social”, señaló Marcelo Montenegro, ministro de Economía y Finanzas.

La tercera norma aprobada es la Ley del Presupuesto General del Estado (PGE) que priorizará inversión pública con $us 4.011 millones que, según el Gobierno, ayudará a la recuperación económica. Además, de una reducción del déficit fiscal.

Además, establece una inyección de Bs 500 millones para las empresas públicas, que según el ministro son “el motor de la economía nacional”.

El presidente Arce, al igual que Montenegro, sostuvo que las tres normas ayudarán a la recuperación económica, que -según la máxima autoridad del país- fue golpeada por la pandemia y las erróneas medidas aplicadas por el Gobierno de transición.

"Se desmontará el modelo neoliberal que se implementó durante 11 meses. En 2021 vamos a tener una recuperación”, sostuvo.

En esa línea, dijo que uno de los pilares de estas normas es reactivar la demanda pública, que ya se está ejecutando mediante la entrega del Bono Contra el Hambre, y la restitución en efectivo del IVA. Además, dijo que se reactivará la producción de las empresas mediante el incentivo para la sustitución de las importaciones.

Arce agregó que el impuesto a las grandes fortunas busca mejorar el sistema tributario, en el sentido de “los que ganan más tributan más y los que ganan menos pagarán menos”.

Ambas autoridades señalaron que se está asignando más recursos para Salud y Educación. Por último, el presidente dijo que el Gobierno tiene garantizados los recursos para la compra de vacunas contra el coronavirus, lo que no tenía previsto el anterior régimen.

En incluso dijo que asignarán recursos extraordinarios, más allá de los presupuestados para la adquisición de estas vacunas.

Comentarios