Escucha esta nota aquí

Tras un cuarto intermedio, el Ministerio de Economía y dirigentes del transporte pesado retoman el diálogo hoy sobre el pliego petitorio del sector. Los camioneros si bien no ven muchos avances con el Poder Ejecutivo, mantienen las esperanzas de lograr flexibilizar el tema de universalización de facturas.

Por otro lado, los fabriles analizarán hoy la propuesta del Gobierno sobre la estatal Enatex, que establece la instalación de mesas de trabajo para analizar la reincorporación de la masa laboral despedida; sin embargo, el Gobierno se atrinchera y anticipa que no retrocederá en la decisión de transformar a la estatal en un servicio nacional textil.

Juan Yujra, presidente de la Coordinadora de Transporte Pesado, explicó que el tema de la universalización de facturas es medular para que el sector no retorne a las movilizaciones.
“Hemos avanzado algo en cuanto a las multas, pero aún falta mucho por consensuar. Serán arduas las negociaciones. Toda la dirigencia está trasladándose a La Paz para participar de las negociaciones”, dijo Yujra.
Cabe recordar que el Ministerio de Economía y los dirigentes de ese gremio firmaron un acuerdo de cuatro puntos para levantar los bloqueos que implementaban afiliados a ese sector, en al menos cuatro regiones del país.

Fabriles en tensión
El secretario ejecutivo de la Confederación de Trabajadores Fabriles de Bolivia, Víctor Quispe, informó de que convocarán a un ampliado con la finalidad de evaluar y tomar una decisión sobre la propuesta de la administración del presidente Evo Morales de no dar pie atrás en su decisión de crear un servicio nacional textil en remplazo de la firma Enatex.

Mientras que el secretario ejecutivo del sindicato de trabajadores de Enatex, Johnny Huanca, aclaró que el cobro de finiquitos realizado por sus afiliados se debió a que tienen que pagar deudas, y que de ninguna manera significa que renuncien a sus fuentes en la factoría.
"Hay gente que ha ido a cobrar sus finiquitos porque ellos están con deudas bancarias, y son gente que está por encima de los 40 años, entonces dónde ellos van a poder trabajar, por eso ellos siguen sumados a las medidas de presión que estamos llevando adelante", manifestó el dirigente.

El viernes, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, dijo que más de 500 trabajadores de Enatex cobraron sus finiquitos, lo que implica que ya se desvincularon de la empresa y no procede el pedido de abrogar el Decreto Supremo 2765 de cierre de Enatex y que puso en la calle a unos 850 trabajadores.

Gerónimo Cori, otro dirigente de la factoría cerrada, informó a ANF que hasta el momento no existe ningún avance en sus pedidos (abrogación del decreto, incorporación de los obreros a la factoría y renuncia de los ministros de Desarrollo Productivo y de Trabajo), y que hoy responderán al Gobierno con una contrapropuesta