Escucha esta nota aquí

El sector gremial en Santa Cruz no paralizará sus actividades este jueves. Así lo aseguró el secretario ejecutivo de la Federación de Gremiales, Edgar Álvarez. No obstante, aseguró que el sector saldrá a las calles de forma contundente para exigir la abrogación de Ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento al Terrorismo.

Esta norma y sus anexos apuntan a ejercer un control estricto del sector informal.

De forma precisa, el punto 9 del anexo de esta norma sostiene textualmente que, “sin contemplar la problemática, causas y condiciones de la informalidad, podría desalentar la formalidad en sectores económicos pequeños que sí invierten dinero obtenido legalmente”.

“En ese sentido, resulta necesario desarrollar una estrategia de lucha contra este fenómeno que podría invadir los mercados y el sector informal como suele ocurrir en jurisdicciones con regímenes de control y represión laxos”, señala parte de este anexo.

Esto es rechazado por el sector. Álvarez asegura que, con la norma, los gremialistas serán supervisados por la Unidad de Investigación Financiera (UIF) y “que van hacer un tipo censo para ver cuánto son los del sector”.

“No tenemos acercamiento con el Gobierno, hoy se vence el plazo (que dieron al gobierno), pero vamos a comenzar con las movilizaciones el jueves. No vamos atender en su totalidad, porque las 10 federaciones (de comerciantes) saldrán a las calles”, dijo.

Si bien por el momento se descarta un paro total de actividades, el dirigente sostuvo que esta medida de protesta no está desechada porque después de las movilizaciones se reunirán con las bases para determinar otras medidas de presión más radicales.

El paro no está descartado, porque estamos socializando el problema; todos creían que se resolvería con el retiro de la Ley de Ganancias Ilícitas, pero no es así. Esto recién comienza”, dijo el dirigente.

Mientras tanto, a escala nacional algunos sectores contrarios a este proyecto alistan sus movilizaciones para este jueves.

Francisco Figueroa, el máximo dirigente de los comerciantes del país, aseguró que la pasada semana salieron a las calles para pedir la anulación del proyecto 218 y también la derogación de la estrategia.

“Si alguien dice lo contrario, me ha malinterpretado, hemos dado un plazo de 72 horas al Gobierno. Si es que el Ejecutivo deroga antes de eso la Ley 1386, por supuesto que estamos dispuestos a dialogar. No hay cambio, estamos yendo a un paro y eso es definitivo, no solamente el sector gremial, sino varios otros”, dijo.

La protesta de este jueves tendrá el respaldo de Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade). “Este jueves será una movilización contundente, no hay forma de pararla”, insistió Figueroa.

Mientras tanto, el Gobierno, a través de diferentes ministros, trataron de minimizar la protesta y buscar el apoyo de sectores afines como la COB y el Pacto de Unidad, para contrarrestar la ola de protestas a escala nacional.

Después de esta reunión los aliados del Gobierno se declararon en “estado de emergencia” y respaldaron al presidente Luis Arce frente a afanes “desestabilizadores” de opositores, “especialmente de Santa Cruz”.

Mientras que el Ejecutivo insiste en que esta norma es necesaria en el país,  varios sectores la rechazan.

 

Comentarios