Escucha esta nota aquí

Desther Ágreda (Ascensión)

El cielo encapotado no es un obstáculo para que más de media centena de productores piñeros y comerciantes que procesan la fruta y cientos de personas, desde muy temprano, acudan a la plaza principal de Ascensión de Guarayos, para disfrutar de la XXV versión de la Feria Nacional de la Piña.

En el principal paseo público de esta localidad, es impresionante ver y sentir el rico aroma de piña (karuguata) en lengua guaraya. En el lugar hay piñas grandes, medianas y chicas, que tienen diferentes precios, pero un solo sabor: dulce.

En la feria no solo se ofrece la fruta, sino también sus derivados  como: licor, galletas, tortas, miel, postres; y además los ricos platos en base a piña, entre los que destacan el surubí, el pollo o el pato a la piña.

Asimismo, a esta feria especializada en pila le acompañan la deliciosa miel de abeja y objetos artesanales, como también las hamacas y violines.

"Éste ha sido un año duro, por la extrema sequía, incendios, y la pandemia. Mucha fruta se perdió", dijo Genaro Moirenda, presidente de la Asociación de Piñeros Guarayos (Apigua).

A su vez, el alcalde municipal, Suizo de Nilson Carrasco, expresó sentirse muy satisfecho con la nuestra, dónde se genera una actividad económica y se incentiva el turismo con la exhibición de la producción agrícola y artesanal.

Comentarios