Escucha esta nota aquí

Guillermo Aponte Reyes Ortiz dejó hoy la presidencia del Banco Central de Bolivia (BCB) para dedicarse a la plena recuperación de su salud debido a complicaciones derivadas por el Covid-19.

A través de un comunicado oficial, la entidad emisora explica que Aponte Reyes Ortiz está impedido de reasumir sus funciones como primera autoridad. En este sentido, ha sido sustituido por el Vicepresidente del Directorio con todas las atribuciones conferidas al presidente, conforme al Artículo 63 de la Ley Nº 1670 del BCB.

El ex superintendente de Pensiones había asumido el cargo el 17 de diciembre de 2019, un mes después de que Jeanine Áñez se convirtiera en la presidenta de Bolivia por sucesión constitucional.

A comienzos de julio, Aponte fue diagnosticado con el virus y dos meses después (septiembre) fue internado en una clínica de la ciudad de La Paz, para recibir atención especializada, por complicaciones en su salud, derivadas del Covid-19.