Escucha esta nota aquí

Adhemar Guzmán, nuevo ministro de Desarrollo Productivo, se mostró a favor de la devolución de las acciones de Elfec. El caso causó una fractura al interior del órgano Ejecutivo y hasta ahora provocó la salida del ministro de Economía, Óscar Ortiz, y del procurador General del Estado, José María Cabrera.

Tras su posesión, en lugar de Abel Martínez, la flamante autoridad explicó que los intereses de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica de Cochabamba fueron “confiscados” por el Gobierno de Evo Morales en 2010, sin que hubiera pago alguno a sus propietarios.

“Se han dicho varias versiones, no sé si el concepto preciso es privatizar Elfec, hay que ver el proceso. El hecho de donde parte todo es que ha habido algo indebido con esas acciones, que han sido confiscadas a sus propietarios que son el pueblo. Por supuesto (que deben ser devueltas), pero hay que ver el camino, ahí parece que hay una divergencia”, dijo en Palacio Quemado.

Las acciones antes le pertenecían a 360 trabajadores y 120 mil familias cochabambinas que adquirieron las acciones a través de Comteco. Sin embargo, voces apuntan a que esa devolución sería una suerte de “privatización” porque afectaría los intereses del Estado.

Apoyo a que se devuelvan estas acciones en la mejor manera, por el mejor camino. Yo tengo que estudiar el tema, no lo conozco a fondo, el hecho esencial es ese, había unas acciones que le pertenecían a la población”, recalcó Guzmán.

El exprocurador y el exministro de Economía se estrellaron con el titular de Gobierno, Arturo Murillo, por el caso. Esa autoridad considera que la presidenta Jeanine Áñez debe cumplir con su promesa y devolver las acciones a la población de Cochabamba.

Sobre las disputas que surgieron en las últimas horas, el nuevo mandamás de Desarrollo Productivo manifestó que ingresa “receteado” al Gabinete. “No tengo un sentimiento. Voy a trabajar para consolidar un ambiente propicio a la producción”, garantizó.  

El 22 de septiembre, Áñez y el Gabinete ministerial firmaron un decreto supremo instruyendo a ENDE que en 30 días diga cuál es la situación financiera, administrativa, legal y técnica de Elfec. También se conformó una comisión interministerial para que supervise la determinación de la composición accionaria de la empresa cochabambina.