Escucha esta nota aquí

El coronavirus contagia y deja cicatrices en la operación del ecosistema hotelero de Santa Cruz y lleva a los operadores de este sector a reinventarse para alinearse a la ‘nueva realidad’ y sortear la drástica reducción de huéspedes y flujo de ingresos económicos.

Así, desde Los Tajibos Hotel, el gerente de Operaciones, Samuel Doria Medina Monje, afirmó que adecuándose a la nueva realidad lanzaron atractivos paquetes de hospedaje para familias, parejas o amigos que se actualizan cada semana. Además, “seguimos enfocados en levantar el turismo interno con nuestra campaña Los Tajibos, más que un hotel un destino”, mencionó el ejecutivo.

Asimismo, implementaron una página y aplicación de e-commerce ‘Los Tajibos Delivery’, ajustándose a la coyuntura e implementando las más altas medidas de bioseguridad y, siempre, asegurando el sabor y la calidad que ofrecen sus restaurantes.

Asimismo, expresó que lanzaron el protocolo Los Tajibos, Hospitalidad Segura, en el que rigen exigentes medidas y procedimientos internos de bioseguridad en todas las áreas del hotel.

El Radisson Hotel Santa Cruz, a decir del gerente general José María Reyes, encaró varias acciones. En la época dura de la pandemia, dijo que negociaron con el Gobierno la tarifa solidaria para todos los compatriotas que regresaron al país y debían cumplir un periodo de cuarentena -de 7 o 14 días en función del país de origen- a petición del Servicio Departamental de Salud (Sedes).

Bajo esta modalidad, dijo que atendieron a más de 1.300 personas, lo que les permitió seguir abiertos, y aunque advirtió pérdidas, denotó que fueron menores a las que hubieran tenido de no haber ofrecido ese servicio.

Reyes aclaró que han abierto áreas al aire libre, como la terraza del hotel, para eventos con presencia limitada de personas para preservar la seguridad en los temas de bioseguridad.

Al mismo tiempo, Reyes aclaró que retomaron los paquetes para familias, parejas y pijamadas, despedidas de solteras, lunas de miel, bodas…que comercializaban y que ahora, poco a poco, la gente va empezando a demandar.

Hotel Buganvillas, de acuerdo con el gerente general Jorge Baldivieso Ormachea, está con muchos paquetes vacacionales pensando en la necesidad de las personas de darse un respiro alejado de la casa y del encierro. El centro dispone de ambientes extensos de áreas verdes, además de ciclovía interna, tres piscinas y otras actividades de recreación al aire libre.

Buganvillas creó ‘Hotel Office’, según Baldivieso, con alto compromiso de limpieza e higiene, para brindar a los emprendedores las facilidades de poder contar con una suite acomodada como oficina con servicios de internet de fibra óptica y alta velocidad, room service, wifi y muchos otros servicios incluidos dentro de los paquetes que ofrecen con tarifas diarias, semanales y mensuales.

Desde Villa Magna Apart Hotel, el gerente propietario Herman López explica que la mayoría de los hoteles que aún sobreviven se han visto en la necesidad de hacer una drástica reducción de sus gastos operacionales, automatizando algunas funciones internas, o disminuyendo o eliminando algunos de los servicios prestados a los huéspedes. Es el caso nuestro, dijo al detallar que suspendieron todos los servicios gastronómicos.

López aclaró que las estrategias comerciales del sector están orientadas a mostrar los hoteles como lugares seguros que cumplen con las normas de bioseguridad y, en muchos casos, presentando tarifas económicas acordes a la época recesiva. Las vías para atraer clientes, dijo que son el marketing por internet y a través de OTAS (On Line Travel Agencies).

En el caso del Hotel Marriott Santa Cruz, el gerente general Gustavo Lovera indicó que reactivaron los paquetes para el público local dirigidos a parejas y familias, siendo la principal estrategia.

Dio cuenta de que recientemente, a solicitud de los clientes, habilitaron la Barra de Sushi ‘Blue Macaw’ los viernes y sábados de 19:00 a 22:00. Próximamente, Lovera adelantó que brindarán el servicio a domicilio.

Lectura sectorial

En criterio del presidente de la Cámara Hotelera Departamental de Santa Cruz, Marco Antonio Cortez, la pandemia golpeó a todos los sectores de la sociedad, pero el turismo, en general, y la hotelería, en particular, han sido los sectores más afectados en la presente crisis y también “serán los últimos en recuperarse”, advirtió.

Hizo notar que en la actualidad el sector turismo, en coordinación con el hotelero, lleva adelante estrategias para reactivarse. En ese cometido, dijo que muchos centros de hospedaje ofrecen paquetes promocionales para pasar fin de semana en familia, como también aprovechar los ‘feriados largos’ para promover e incentivar el turismo nacional.

Según Cortez, durante la pandemia del Covid-19, se estima que un 50% de establecimientos cerró sus actividades ya sea en forma temporal o definitiva. La hotelería en algunos meses registró números del orden del 5% de ocupación. En la pospandemia, con la flexibilización de las medidas y apertura de frontera, la tasa de ocupación escaló a un 25%.

Reactivación en provincias

Tras casi un año de crisis sanitaria por la pandemia, según la coordinadora del Programa de Promoción Turística de Santa Cruz -depende de la Secretaría de Desarrollo Humano de la Gobernación cruceña-, Daniela Palaguerra, se implementaron acciones en procura de la reactivación del turismo no solo por la pandemia, sino también en las provincias afectadas por los incendios forestales.

Dio cuenta de que se promulgó la Ley Departamental 189 de Incentivo Tributario para el sector turístico en las áreas afectadas por incendios forestales. Establece un estímulo impositivo para los prestadores de servicio turístico que tengan domicilio legal establecido en las áreas afectadas por incendios forestales en 2019. El propósito es impulsar inversiones y el turismo en las provincias.

De igual forma, Palaguerra aclaró que la Gobernación brindó capacitación sobre manuales de bioseguridad, para iniciar la reapertura de manera responsable y segura, luego de las medidas de confinamiento, a los establecimientos de hospedaje, transporte turístico, guías de turismo y empresas de viajes y turismo.

Otra medida para la reactivación de las actividades del sector hotelero es la otorgación del ‘Certificado de Servicio Turístico Bioseguro’ de forma gratuita. Aproximadamente, unas 20 empresas hoteleras en distintas provincias lo han obtenido.

Desde el hotel Las Churapas de San José de Chiquitos, Johan Espinoza señaló que tras 200 días de cierre temporal por la pandemia, los 42 centros de hospedaje que operan en la ‘cuna de la cruceñidad’ reanudaron servicios bajo medidas de bioseguridad.