Escucha esta nota aquí

Huari, la marca premium de Cervecería Boliviana Nacional (CBN), presentó “Huari Causa”, una campaña que destina sus esfuerzos a revitalizar los oficios de origen nacional, tales como los tejidos ancestrales, empezando por los del municipio de Santiago de Huari, en el departamento de Oruro, donde se encuentra la planta productora de la famosa cerveza.

“La campaña de Huari Causa ha nacido con el objetivo de concientizar y enseñar a la sociedad sobre el valor de los tejidos andinos y de nuestro origen. De esta manera, Huari se consolida como la marca que inspira a descubrir el origen que es parte de nuestra cultura y nuestra gastronomía; queremos volver a nuestros orígenes, y para eso solo debemos seguir el hilo”, señaló el Gerente de Marcas Premium, Luis Calderón.

La empresa se ha propuesto promover el trabajo de las tejedoras de Huari, porque ha detectado varias problemáticas que han impactado severamente a la producción textil de la comunidad, tales como imitaciones industriales, mercado limitado, falta de valorización, entre otras.

Acciones integrales

Ante estos problemas, Huari desarrolló una serie de acciones para ayudar a las artesanas del pueblo desde hace varios años. Primero, implementó una escuela y un taller de producción en la comunidad, con expertos en textiles y sociólogos que brindaron capacitaciones y entrenamientos. Posteriormente, se desarrolló un manual de procesos con los pasos a seguir para desarrollar un tejido ideal.

Huari creó un espacio de producción equipado con el material necesario, amplio, limpio y cómodo, a lo que se sumó asesoramiento administrativo: Entregó insumos, gestionó transporte, contactó con clientes y canales de venta, y aportó con consultoría financiera y contable. 

Luego de estas acciones, Huari busca convertir a los tejidos andinos en Patrimonio Cultural Nacional y fortalecer la comunidad de tejedoras. En estos años, las artesanas han aumentado de 4 a 42 gracias a esta campaña.

“Estamos felices porque el número de tejedoras aumentó más de 10 veces; hace unos años parecía que este arte estaba en peligro de extinción, pero los esfuerzos que se realizaron en la comunidad han permitido llegar a 42 y ampliar el futuro de esta artesanía”, agregó el ejecutivo.

Calderón añadió que se recolectarán firmas electrónicas para lograr que se nombre a los tejidos andinos ancestrales como Patrimonio Cultural Nacional. Esta acción se llevará a cabo en la web de la marca: www.huari.bo.


Invasión de telares e hilos

Los imponentes cubos iluminados ubicados en espacios estratégicos de cuatro ciudades del país generaron gran expectativa, exhibiendo tejidos coloridos que hacen alusión a las maravillosas obras textiles andinas de nuestro país.

“Hemos instalado estos telares en distintos puntos del país porque queremos que la gente conozca y valore el trabajo que hacen nuestras tejedoras a escala nacional. El tejido es una de las prácticas de origen más simbólicas de Bolivia y está en peligro de extinción”, afirmó Calderón.

Los lugares donde se podrán observar estos telares son: La Paz, en la Plaza San Francisco; Oruro, en la Plaza Sebastián Pagador; en Cochabamba, en la Plaza 14 de Septiembre; y en Santa Cruz, en las afueras del centro comercial Ventura Mall. Lugares emblemáticos de las ciudades, así como los tejidos nacionales.

Mini documentales de las tejedoras

Además de las acciones que ya se realizaron, Huari producirá una serie de cuatro mini documentales, que contarán las problemáticas y soluciones que se han dado en los últimos años y las gestiones que vienen a futuro.

“Junto a la cadena Unitel, en lo que es una asociación para rescatar los tejidos, estamos realizando cuatro mini documentales que se presentarán en televisión y en nuestras plataformas digitales. Queremos que Bolivia y el mundo conozcan la riqueza de los tejidos andinos a través de un material audiovisual de calidad”, indicó Calderón.

Patrimonio Cultural

La marca Huari, como parte de esta campaña, está impulsando que nuestros tejidos ancestrales sean reconocidos como patrimonio cultural boliviano. Para lograr este objetivo, las personas pueden dejar su firma electrónica en www.huari.bo.

"Los tejidos son obras de arte que están en nuestras raíces, que nos permiten volver al origen, pero no están declarados como patrimonio nacional. Queremos que estas firmas electrónicas promuevan las actividades de origen", concluyó Luis Calderón.

Comentarios