Escucha esta nota aquí

El proyecto de ley que crea el impuesto a las grandes fortunas en el país estará dirigido a personas que tengan más de 30 millones de bolivianos de patrimonio, según informó este martes el diputado del Movimiento al Socialismo (MAS) Omar Yujra.

Se estima que sean unas 150 personas las que tengan que pagar ese tributo, que oscilará de entre 150.000 y 600.000 bolivianos, y será anual y permanente, de acuerdo a lo adelantado en su momento por el ministro de Economía, Marcelo Montenegro.

El legislador oficialista defendió la propuesta normativa, que ya figura en la agenda semanal de la Cámara Baja, y que estará acompañada por otra norma relacionada al reintegro del IVA, que beneficiará a quienes tengan un promedio de ingreso mensual igual o menor a los 9.000 bolivianos y será de hasta el cinco por ciento del precio de venta sujeto al impuesto contenido en las facturas de compra.

Respecto al impuesto, desde la bancada de ‘Creemos’ se expresa rechazo. El diputado José Carlos Gutiérrez consideró que “en vez de castigar a los ricos deberían castigar a los que generan pobreza y corrupción”.

El proyecto indica que quienes tengan patrimonios entre 30 y 40 millones de bolivianos deberán pagar un 1,4 por ciento, equivalente a 150.000 bolivianos; arriba de 40 millones, un 1,9 por ciento, unos 350.000 bolivianos; y de 50 millones en adelante, un 2,4 por ciento, alrededor de 600.000 bolivianos.

La idea de crear dicho tributo fue una de las promesas que lanzó en su campaña el presidente Luis Arce y se espera que la recaudación anual por ese concepto llegue a unos 100 millones de bolivianos.

Comentarios