Escucha esta nota aquí



El intento de hacer más sistemática la emisión de facturas, tener un mejor control y fiscalización de los aportantes a partir del Sistema de Facturación Electrónica (SFE) queda sin efecto, o al menos es suspendida, debido a la actual crisis sanitaria que afecta al mundo. 

Mediante la Resolución Normativa de Directorio Nro 102000000011, de 18 de mayo de 2020, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) dejó sin efecto la aplicación del SFE, luego de realizar un análisis técnico que tomó en cuenta la actual situación económica del país, agravada por el impacto del Covid-19, que impide el normal desarrollo de las actividades de los contribuyentes. 

En artículo único la resolución 102000000011 abroga la resolución 1012800000026 del SFE del 20 de noviembre de 2018 y sus anteriores modificaciones de febrero, abril y octubre de la gestión pasada. 

Cabe recordar que el SFE debía implementarse a partir del 1 de junio de 2020, de acuerdo con un cronograma que tomaba en cuenta la clasificación de la actividad económica de los aportantes. 

Características del Sistema de Facturación Electrónica

En este sistema:

  • Casi todas las modalidades serán posibles de usar desde Internet
  • Las facturas manuales tienden a desaparecer
  • Los sistema de facturación electrónica previa a su emisión tendrán el visto bueno instantáneo por parte del SIN
  • Es obligatorio migrar al sistema de facturación electrónico según un cronograma del SIN.