Escucha esta nota aquí

Con el 95,99%  de las actas computadas, de acuerdo con el Tribunal Electoral Superior (TES), Luis Arce está consiguiendo el 54,55% de los votos para ser el futuro presidente del país. 

En este contexto desde la Cámara Nacional de Industrias (CNI) indicaron que van a respetar este mandata constitucional, mientras que desde la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), indicaron que se debe tener una conducta pragmática para cuidar las empresas y los empleos del país.

Ibo Blazicevic, presidente de la CNI, sostuvo que son respetuosos del marco constitucional y del triunfo de Luis Arce en las urnas, a tiempo de indicar, que en este escenario el nuevo Gobierno debe realizar  un pacto social con los diversos actores de la economía, entre ellos el sector privado, para superar la crisis que agobia a Bolivia.

Blazicevic hizo notar que en el contexto económico, político y social post Covid – 19  se requiere del concurso tanto del sector público como del sector privado para aliviar la caída del crecimiento, los déficits gemelos y la contracción del mercado externo e interno.

El sector industrial considera que el nuevo Gobierno debe ser promotor de la inversión y la iniciativa privada. El Estado debe generar las condiciones institucionales para promover las actividades de las entidades privadas y, de esta forma, motorizar el crecimiento y desarrollo nacional”, señaló la máxima autoridad de la CNI

Los industriales ven como  fundamental que El Estado no genere un efecto de desplazamiento –trade off negativo- a la iniciativa privada a través de instituciones (reglas y entidades) que desincentiven a los privados.

Asimismo creen como prioritario que las nuevas autoridades flexibilicen las normas laborales y tributarias, reduzcan la burocracia, luchen contra el contrabando, coadyuden a abrir mercados locales e internacionales y generen incentivos para promover la producción Hecho en Bolivia.

El nuevo Gobierno debe configurar un escenario de seguridad jurídica y un clima de negocios adecuado para la inversión privada que serán definitivos para superar la crisis”, enfatizó Blazicevic.

A su vez, Luis Fernando Barbery, presidente de la CEPB, remarcó que cualquier Gobierno, de cualquier ideología tendrá que recurrir a soluciones pragmáticas para, en estos momentos tan difíciles, resolver el grave problema de dinamizar la economía que es atender con carácter de urgencia la necesidad de su reactivación para no seguir perdiendo empleo ni empresas.

Barbery subrayó  que es fundamental inyectar liquidez a la economía a través del sistema financiero con garantías de fondos de reactivación promovidos por el Gobierno que permitan recuperar el empleo perdido y mantener al que está en situación precaria para evitar su pérdida.