Escucha esta nota aquí

El ingenio sucroalcoholero Aguaí ha destinado $us 30 millones para ampliar su capacidad de producción. Así prevé el aumento de la oferta de etanol y energía eléctrica a partir del bagazo de caña a 60 megavatios (MW). Para hacer el anuncio, la industria realizó un sobrevuelo a la zona de producción con periodistas de varios medios de comunicación, entre ellos el Grupo EL DEBER.

Cristóbal Roda Vaca, principal accionista de Aguaí, dijo que encaran la molienda con nuevas inversiones para incrementar la generación de vapor (una caldera) y un turbogenerador para producir energía a través de fuentes renovables.

Así, invirtieron en la instalación de su segunda caldera con una capacidad de 160 toneladas métricas de vapor por hora y un turbogenerador que ampliará su capacidad de oferta de energía eléctrica. 

Pese a la pandemia que azota la economía mundial, los planes de Aguaí no se detienen con el objetivo de seguir generando fuentes de empleo. Para este año, la factoría proyecta incrementar la producción de azúcar a 2,3 millones de quintales y destilar al menos 75 millones de etanol. 

"Debemos trabajar para impulsar proyectos que tanto bien le hacen a Bolivia y que hoy necesitamos con urgencia. Salud, trabajo, divisas y dinamización de la demanda interna", sostuvo Roda.

El empresario señaló que la cadena industrial de la cadena de caña y azúcar está en condiciones de ofrecer más de 300 millones de etanol anhidro y poner a disposición  del Sistema Interconectado Nacional 160 megavatios (MW/hora). En términos concretos, la producción de etanol de los ingenios del país puede ser una herramienta de soberanía energética, permitiendo no solo sustituir la importación de combustibles, el ahorro de $us 215 millones, generando más empleos y recursos para el Tesoro General de la Nación.

Roda dirigiendo su mensaje al presidente Luis Arce le recordó que anunció a los bolivianos el apoyo para producir y sustituir importaciones. "Le pedimos que prefiera el consumo de energía limpia en cuya producción incurren bolivianos de todo el país. Son productos que ponemos a disposición desde mañana sin nuevas inversiones del Estado, están hechas por el sector privado nacional y podemos sustituir productos importados por nacionales", sostuvo el empresario.

Roda insistió en que "hay millones de bolivianos que lo están pasando muy mal y necesitan soluciones urgentes. La cadena agroindustrial azucarera está dispuesta a trabajar de la mejor manera", precisó.

Asimismo, resaltó que en nueve años lograron un sitial que a otros ingenios les costó décadas.

Comentarios