Escucha esta nota aquí

El director de Planificación del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Juan de Dios Fernández, reveló que, durante la gestión de Jeanine Áñez, se elaboró una normativa agraria para favorecer a un grupo privilegiado, principalmente en el departamento de Santa Cruz.

Hay una distorsión de la institucionalidad agraria y se ha generado incluso normativa para favorecer la revisión de procesos que tenían irregularidades en el saneamiento de tierras”, manifestó en contacto con radio Patria Nueva.

Mencionó, como ejemplo, el caso del exministro de Economía del gobierno de Áñez, Branko Marinkovic, a quien fueron entregadas de manera irregular la empresa agropecuaria 'Laguna Corazón', de 12.480 hectáreas y la empresa agropecuaria 'Tierras Bajas del Este', de 21.000 hectáreas.

“Es el caso de Marinkovic, en dos propiedades en Santa Cruz, entre ellas Laguna Corazón, se procuraba establecer un derecho de más de 30.000 hectáreas, cuando lo que en realidad le correspondía era la quinta parte de eso”, recordó.

Fernández dijo que en noviembre de 2020 fue la Fundación Tierra la que reveló ese hecho, además de denunciar que en el periodo de 11 meses del gobierno de transición se entregaron títulos agrarios en Santa Cruz sin que los adjudicatarios cumplan la Función Económica Social (FES), requisito esencial para el reconocimiento del derecho propietario.

“Entonces, no debería sorprendernos que el Estado fue capturado por un grupo que antes de prever el bienestar del país y de la población, atendía sus intereses particulares y buscaba beneficiarse del Estado”, subrayó Fernández.

Comentarios