Escucha esta nota aquí

Este jueves, la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros (APS), mediante un comunicado informó  que, ha dispuesto la intervención para la liquidación forzosa, y la revocatoria de la Autorización de Funcionamiento de la compañía de Seguros Provida S.A., en el marco de las atribuciones otorgadas por la Ley de Seguros 1883, en sus incisos a),b),c) y d) del artículo 48, además del parágrafo tercero del artículo 8 del Decreto Supremo 25758. Lo expuesto se ha determinado a través de la Resolución Administrativa APS/ DJ/ DS 945, de 16 de septiembre de 2020.

Este acto administrativo, ha sido ejecutado este jueves, habiendo la APS tomado todos los recaudos necesarios y establecidos en la normativa vigente, para resguardar toda la información institucional necesaria y pertinente, en beneficio y garantía de todos los asegurados, jubilados y tomadores de pólizas que actualmente mantienen relación con la compañía.

"A los beneficiarios y a sus familias en particular, queremos informarles que sus prestaciones y beneficios están asegurados, resguardados y protegidos, por lo que continuarán recibiendo sus pagos en las fechas previstas de manera mensual, a través de las entidades financieras y medios de pago vigentes a la fecha", manifestó la APS.

Seguros Provida S.A. en la actualidad cuenta con 1.767 beneficiarios, de los cuales 470 son por jubilación (Pensión de Vejez) y 1.297 por coberturas de muerte e invalidez de Riesgo Común y/o Riesgo Profesional (RP/RC). Este grupo de beneficiarios, proviene de la cobertura de una póliza de Seguros Previsionales correspondiente a las gestión 2001/2006.

La APS ha tomado esta medida de carácter administrativo velando por al interés de los asegurados y beneficiarios y con el objeto de precautelar la salud financiera de los recursos previsionales que deben tener al menos una sostenibilidad en los próximos 30 años.

Desde 2017, la compañía ha presentado observaciones técnico-financieras, legales y operativas y ha estado bajo un proceso de fiscalización permanente. En este proceso, en la gestión 2018 se suspendió la comercialización y renovación de pólizas en el territorio nacional.

Asimismo, Seguros Provida S.A. no ha respondido de manera apropiada a los diferentes requerimientos administrativos, financieros y patrimoniales que la APS ha realizado en el marco de la fiscalización permanente que venia ejerciendo.

En los últimos 10 meses, Seguros Provida S.A. ha cambiado su composición accionaria en dos oportunidades, poniendo así en riesgo, no sólo las políticas del gobierno corporativo, si no la estabilidad financiera de la entidad misma.

Finalmente, informamos que la APS ejercerá todas las funciones y atribuciones que la ley le otorga para precautelar los derechos de los asegurados y los beneficiarios.

Un giro de 180 grados en 2019

En marzo de 2019, Seguros Provida S.A., luego de 20 años de vida, dio un giro de 180 grados a su negocio. Estrenó una nueva imagen corporativa, traslado su casa matriz al mercado cruceño y presentó el condominio Provida I, el primero de varios proyectos inmobiliarios que le ayudarían a generar mayores rendimientos de los fondos que administra.

Ese intento de resurgimiento se generó luego de que un grupo de inversionistas, encabezado por el empresario Marcelo Hurtado, adquiriera más del 90% de las acciones de Seguros Provida S.A., empresa que venía de una gestión de alto riesgo hasta el 2018. En ese momento, se realizó una capitalización de $us 6 millones en valor de terrenos, principalmente en Santa Cruz.