Escucha esta nota aquí

El empresariado aglutinado en la Cámara de Industria, Comercio y Servicios de Tarija (Caincotar) apuesta por una visión de desarrollo. Joel Vargas, presidente de esa institución, afirma que las alianzas con empresas nacionales y extranjeras surgen como las opciones para atraer inversiones. Además, destaca la Ley de Alianzas Estratégicas del Gobierno Municipal de la ciudad de Tarija que genera seguridad jurídica en esa perspectiva.

_¿Hay reactivación económica en Tarija?
La respuesta concreta es no. Nos hemos acostumbrado a que la economía dependa de la inversión pública. Es decir, lo que hacen las entidades subnacionales, como la Gobernación, alcaldías, subgobernaciones y demás. Como se sabe, la inversión pública se ha parado completamente y las entidades apenas están realizando algunos proyectos que todavía no alcanzan para que la economía comience a andar.

_¿Esta paralización de la economía tarijeña genera la migración de empresas a otros departamentos?
Hay empresas que se van, particularmente las que están ligadas con el sector de la construcción, a otras regiones del país, donde sí hay inversión pública, es el caso de Potosí, Oruro y La Paz.

Tenemos información de que sí hay un movimiento de inversión pública. Ante ese panorama, la Gobernación y los gobiernos municipales de Tarija están haciendo lo que pueden. El poco dinero que les queda de inversión están tratando de mover en nuestra región, pero no alcanza.

_¿Qué se debe hacer por esta realidad en Tarija?
No podemos seguir dependiendo de la inversión pública y no vamos a salir de esta situación de crisis económica. Necesitamos otras fuentes de inversión, como la del sector privado haciendo alianzas con empresarios de otras regiones del país e incluso de afuera. Tenemos que convertir a Tarija en una región atractiva a la inversión privada nacional y externa, hacer que los inversores vean a esta región en una opción y lo vamos a hacer generando facilidades.

_¿Cuáles son las facilidades para los inversionistas?
Por ejemplo, para nadie es extraño que el metro cuadrado de terreno es más caro que en Santa Cruz. Entonces, una empresa que necesita 1.000 metros cuadrados, debe invertir más de $us 1 millón para el terreno, sin tomar en cuenta la infraestructura y el equipamiento. Entonces, ¿cuánto tiempo necesita para recuperar su inversión? En Tarija se debe cambiar esto. Otra situación es que no tenemos un Parque Industrial y un tercer elemento es que no hay una circunvalación real y útil para los camiones de alto tonelaje que llegan con insumos y maquinaria porque es una odisea llegar a instalaciones de la Aduana. Si bien tenemos conexión con Argentina, Paraguay y Brasil mediante Santa Cruz, estamos atrapados.

_¿Usted considera que hay visión de desarrollo?
No tenemos definida una visión como tarijeños sobre el desarrollo. Ya sabemos que el futuro de Tarija después del gas natural está en los productos de alto valor, pero no hay acciones concretas desde el sector público.

Hay pocas iniciativas del sector privado que por su envergadura por el tamaño y costo económico, en poco tiempo terminan desapareciendo. Esto es parte del diagnóstico que nos impide avanzar. Mientras no nos saquemos ese chip de la inversión pública que ya no es el camino, vamos a seguir quejándonos y lamentando.

_¿Cree que las alianzas público-privadas son una alternativa para captar inversionistas, tal como el Gobierno Municipal de Tarija aprobó una ley al respecto?
Sin lugar a dudas, es un paso importante. Alguien lo tenía que hacer y el Gobierno Municipal lo hizo, aplaudimos la iniciativa.

Ahora eso debe estar acompañado de otras acciones vinculadas al Gobierno Departamental que realmente posibilite su aplicación y no se queda solo en una norma.

Por ejemplo, la alcaldesa de El Alto, Eva Copa, fue a Santa Cruz y se reunió con todos los empresarios y les dijo qué necesitan para mover sus industrias y empresas. Hace años hubo una migración de El Alto hacia Santa Cruz.

Entonces, en Tarija se debe avanzar en acciones concretas y buscar a los inversionistas no solo en Santa Cruz, sino en Cochabamba o en el extranjero, como Argentina y Paraguay.

Hay que ver que nuestra posición es privilegiada para atraer inversiones.

_¿Las autoridades locales deben comprometerse con la Ley de Alianzas Estratégicas?
Sí, sin ninguna pena como lo hizo la alcaldesa de El Alto con los empresarios de Santa Cruz.

Comentarios