Escucha esta nota aquí

Jorge Alvarado, presidente de la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM) es un convencido que en dos años Bolivia cubrirá el 50% de su necesidad de acero, con una producción propia. No duda en afirmar que hay una política de sustitución de las importaciones que lleva adelante el Gobierno que despertará al gigante dormido.

_¿Cuál es el avance de obra en el complejo siderúrgico?
Hay un avance de obra de un 48%. Ahora, este porcentaje se desdobla de la siguiente manera: un 10% corresponde a las obras civiles realizadas en el complejo que son un porcentaje menor al comparado al que tiene que ver con la incorporación de equipos, maquinaria y estructura. Estas representan un 90% de todo el proyecto.

Entonces, en lo que significa este punto hay un mayor avance. Ya llegaron las primeras 1.750 toneladas de equipo. En las próximas semanas llegará otro lote de maquinarias consistente en diez generadores de origen alemán, con sus respectivos 10 motores de fabricación española. En conjunto, la siderúrgica Mutún va a requerir 33.000 toneladas de equipos que durante 2022 irán llegando. Entonces, en la compra de los equipos el avance es del 90%.

_ ¿Cuánto ya se ha pagado a la empresa constructora china Sinosteel?
La inversión total del proyecto es de $us 546 millones. Exclusivamente para la construcción de la acería se van a destinar $us 466 millones. Hasta la fecha ya se pagó a la empresa constructora $us 232,7 millones, cerca del 49%. Eso demuestra que el proyecto va marchando y no solo son buenos deseos.

_¿Qué obras se realizaron para mejorar el acceso al yacimiento?
El camino de tierra angosto que había de Puerto Suárez hasta Puerto Busch, fue reemplazado por uno de doble vía. Los 137 kilómetros se encuentran en muy buen estado gracias al trabajo que realiza la Administradora Boliviana de Carreteras. Por lo que llegar a las reservas de hierro ya se ha facilitado.

_Uno de los puntos clave para este proyecto es la provisión de gas natural ¿Cómo se está en ese aspecto?
Justamente, este miércoles 8 de diciembre, estoy viajando a Santa Cruz para reunirme con YPFB y firmar un acuerdo de provisión de gas natural por 700.000 metros cúbicos/día.

Un volumen que la planta va a necesitar. Para ello también definiremos el tema del gasoducto que nos permitirá contar con el energético para la producción de acero.

_En cuanto al energético, usted informó que en la planta se van a producir 108 megavatios ¿a qué se destinará la electricidad?
La energía eléctrica a la que se refiere va a ser para el propio funcionamiento del complejo. A partir de los 10 generadores que se están comprando, la acería contará con 70 megavatios que los usará para su adecuado funcionamiento. El resto será una reserva para cubrir cualquier contingencia que se tenga en el complejo.

_En esta industrialización del hierro, la ESM es la encargada de proveer la materia prima ¿Se tiene la capacidad de ofrecer los volúmenes necesarios que van a ser procesados?
La labor de la ESM no es solo garantizar la materia prima, sino también la de administrar y operar. Ahora, en lo referido a la producción de la materia prima es un punto que debemos mejorar. En la actualidad, mensualmente retiramos del Mutún 15.000 toneladas al mes. Unas 180.000 toneladas al año. Una cantidad ínfima para la que demandará la acería, que para producir 200.000 toneladas de acero necesitará unas 800.000 toneladas de hierro.

Por eso es importante que la ESM se potencie con equipos nuevos. Como chancadoras y otros para responder a esta demanda. Calculamos que con la nueva infraestructura que vamos a tener vamos a poder ofrecer 1,5 millones de toneladas de hierro.

_¿Cuándo se empezará a producir acero?
Se tiene previsto, a fines de 2023, concluir la planta por lo que en los primeros meses de 2024 ya se estará en condiciones de producir anualmente unas 200.000 toneladas de acero, dicha cantidad cubrirá el 50% de la demanda interna. En la actualidad, el país importa -tanto de Brasil como de Perú- cada año unas 400.000 toneladas de acero.

Para la segunda etapa, se proyecta una producción anual de 500.000 toneladas de acero, que permitirá cubrir el 100% de la demanda interna. Para la tercera etapa, la producción anual será de 1millón de toneladas de acero y en su gran mayoría irá al mercado externo.

_¿Este proyecto llegará a concretarse o se caerá?
Ya no se trata de un proyecto. Es una realidad donde ya se destinó casi un 50% de nuestros recursos. No hay marcha atrás. De eso estamos seguros.

Comentarios