Escucha esta nota aquí

Como amor a primera vista. Así describe el ejecutivo peruano José Pablo López Málaga su arribo a Bolivia hace cuatro años. Luego de desempeñarse durante un lustro en el área de administración y posventa de Aceros Arequipa, fue designado como gerente de unidad de negocios de Corporación Aceros del Altiplano SRL, firma que forma parte de la compañía. ¿Su misión? plasmar el know-how de la compañía en el territorio nacional, en el cual considera existe un gran potencial.

-¿Cómo se produce su designación y llegada el país?
Aceros Arequipa tiene presencia en Bolivia hace más de 35 años, pero en los últimos años decidió redoblar su apuesta en el país con operaciones propias, para consolidar su posición en el mercado e impulsar aún más los volúmenes de ventas. Mi primera experiencia fuera de Perú es Bolivia. Trabajé durante cinco años en el área de administración y posventa de la empresa, lo que me permitió interactuar con todos sus departamentos.

Por ello, me eligieron para traer el know-how de la compañía a Bolivia y desarrollarlo. Llegué a La Paz y me enamoré a primera vista de la ciudad, la cual se parece a las ciudades de altura de Perú. Luego conocí Santa Cruz, que es distinta, con un clima y gente muy cálida. Posteriormente, visité Cochabamba, Oruro, Potosí y las otras ciudades del país.

_¿Cuáles han sido las claves de la permanencia de la corporación casi cuatro décadas en el país? y ¿cómo evalúa usted su estadía en Bolivia?
La clave de Aceros Arequipa es seguir innovando y claro la experiencia desarrollada en Perú, donde hace más de 50 años somos parte importante del desarrollo del país. Tenemos una corporación que avala el crecimiento de la Corporación Aceros del Altiplano SRL, que es el nombre de la razón social en Bolivia. Siempre buscamos mayor eficiencia y productividad a través de la mejora continua. Además, tenemos equipo sólido comprometido con los proyectos que llevamos adelante.

En mis cuatro años en Bolivia he comprobado que el país tiene mucho potencial de crecimiento económico, impresionante, comparado con otras regiones de América Latina. Si bien se ha sentido una desaceleración en los últimos años, eso no implica un golpe duro a la construcción. Aunque hay competencia, el mercado es muy interesante y permite el desarrollo de las empresas.

La expansión en el área de infraestructura, por parte de los gobiernos, es algo favorable para el sector. Nos ayuda a lograr el objetivo que perseguimos, que es consolidarnos más en el mercado nacional.

_¿Ese potencial, lo convierte en un mercado importante para la empresa?
Aceros Arequipa exporta sus productos (como las barras de acero corrugado, perfiles y tubos que comercializa en el país) a distintas partes de América Latina y del mundo, pero definitivamente Bolivia es uno de los destinos más importantes de nuestras ventas externas. Es por esa razón, que la compañía decidió fortalecer su presencia aquí.

Para ello, se han realizado inversiones importantes en la construcción de dos almacenes propios en La Paz y Santa Cruz. Esto ha permitido que la empresa tenga una capacidad para almacenar 16.000 toneladas de acero, lo que nos permite atender a los clientes mejor y en un menor tiempo, aumentado nuestra eficiencia, algo que siempre procuramos.

_Este año tan particular y complejo, debido a la pandemia, ¿cómo afectó a la compañía?, ¿qué acciones aplicaron para seguir operando?
Este año la pandemia golpeó a todos los sectores. Todos hemos aprendido muchas cosas. Este tipo de sucesos también genera oportunidades de mejora. Lo primero que hicimos fue cumplir con las normas que determinó el Ministerio de Salud, diseñamos nuestro protocolo de bioseguridad, para garantizar tanto la seguridad de nuestros clientes como de nuestro personal, para que puedan trabajar de forma tranquila. Luego nos acercarnos más a los clientes, que para nosotros son lo más importante, compartimos nuestras experiencias y les enseñamos a protegerse, algo fundamental en esta época.

Finalmente, revisamos nuestros procesos. El propósito fue hacerlos más eficientes, para que la pandemia afecte lo menos posible a nuestras actividades. Fue clave contar con un grupo humano muy comprometido en el desarrollo de la organización. Esto nos permitió mantener y lograr nuestros objetivos. Los primeros meses fueron duros, pero después, con mucho esfuerzo y trabajo, nos sobrepusimos y hemos logrado conseguir nuestros objetivos.

_¿Cuáles son los planes para 2021 y en el mediano plazo?
El 2021 nuestro principal objetivo es seguir consolidándonos en el mercado boliviano y estar más cerca de los clientes. Hemos hecho un buen trabajo en estos últimos años, que ha permitido que las personas conozcan los productos que ofrece Aceros Arequipa.

Comentarios