Escucha esta nota aquí

Nombre histórico para los entusiastas de los videojuegos, las tiendas GameStop están lejos de ofrecer un modelo radiante de crecimiento en una era en la que las compras en línea, las descargas o los juegos remotos han superado las ventas físicas.

Debido a estas dificultades financieras, las acciones del grupo están entre las más atacadas en Wall Street por las ventas en corto. Esta práctica, común en grandes fondos de inversión, consiste en vender anticipadamente acciones apostando a una caída en sus precios con el fin de recomprarlas más barato en una fecha posterior, y obtener así una ganancia sustancial.

Pero un grupo de traders que operan en bolsa, ansiosos por las apuestas financieras arriesgadas, se propuso oponerse a grandes nombres de las finanzas que venden en corto, y comenzaron a comprar masivamente acciones de GameStop para inflar su precio.

Con unos tres millones de suscriptores, el foro WallStreetBets del sitio Reddit, donde los usuarios de Internet se jactan de sus hazañas o, más a menudo, de sus problemas bursátiles, con memes y bromas atrevidas, ha sido la herramienta principal para este movimiento sin precedentes.

El resultado fue que el viernes pasado, la acción de GameStop (GME en la Bolsa de Nueva York) ganó más de un 50%. Y era sólo el comienzo.

¿Qué es un short squeeze?

Ante esta repentina alza, los fondos que habían apostado a la baja de GME se vieron obligados a recomprar las acciones para limitar sus pérdidas, provocando un “short squeeze” (o liquidación forzosa), que incrementó aún más el precio de la acción.

GameStop subió un 18% el lunes, luego un 93% el martes y nada menos que un 135% el miércoles. Los miembros de WallStreetBets se mostraban eufóricos. Algunos medios estadounidenses incluso hablaron de una rebelión contra el sistema.

Ante esta situación el gendarme de la Bolsa de Valores de Estados Unidos, la SEC, indicó la tarde del miércoles que tomó nota de esta “volatilidad” y señaló que está “evaluando” la situación. Para el abogado Jacob Frenkel, exfiscal de la SEC, la extrema volatilidad del título, cuya cotización debió ser suspendida en múltiples ocasiones en los últimos días, justificaría una acción por parte de la policía bursátil.

El inversionista Andrew Left, de Citron Research, afirmó haber sido acosado la semana pasada luego de haber apostado a la caída de GameStop y anunció acciones legales contra estas amenazas.



Comentarios