Escucha esta nota aquí

Una de las firmas comerciales de mayor importancia en el mercado nacional del acero de la construcción en los últimos años, Las Lomas Ltda., apuesta fuerte en Bolivia y sigue con sus planes de expansión en el país pese a la desaceleración económica que vive la región.

La firma comercializa fierro de construcción, mallas electrosoldadas, chapas, galvanizados, entre otros, además de producir calaminas de todas las formas. Buscando inyectar más dinamismo y creatividad en procura de lograr un mayor crecimiento, el presidente del emporio industrial, Juan Carlos Zurita Vera, asegura que es posible seguir avanzando en tiempo de crisis.

_¿Qué evaluación tiene del comportamiento económico que vive Latinoamérica?

Estamos en un momento de menor crecimiento en toda la región y Bolivia no es la excepción. Si analizamos de manera porcentual, estamos hablando de uno o dos por ciento menos, pero hay que seguir invirtiendo para crecer. En general, la economía está bien.
El sector de la construcción prevé crecer entre 6 y 7% en 2016.

_¿Ustedes consideran que se lo puede hacer?
Por supuesto. Nosotros somos líderes del mercado boliviano y con 47 años de arduo trabajo en el mercado creemos que seguirá creciendo, no obstante a un ritmo menor que en 2014 y 2015. Este año vamos a estar en un 5 o 6% de crecimiento en el sector de la construcción.

El caso boliviano es una excepción en la región y el Gobierno de manera permanente afirma que creceremos un 5%, no obstante, los organismos internacionales como BM, CAF, Cepal y FMI pronostican un menor crecimiento. ¿Qué opina?
Le reitero, creo que en general estamos bien, Bolivia aguanta y sigue sosteniéndose, aunque observamos un pequeño decrecimiento, debido a los precios de las materias primas que impactan a escala regional y nacional. En los últimos dos meses se ha experimentado una mejora de los precios y ello se traslada al mercado. Consideramos que ha habido un reajuste de precios fuerte, pero en el mediano plazo se equilibrarán. El segundo semestre será mejor y eso se notará en mayores inversiones del sector público y privado.

_¿Significa que ya hay una mejor demanda?
El consumo comenzó a subir. Nosotros manejamos un am- plio stock de materiales de construcción y las diferencias porcentuales no nos han afectado mucho porque ya lo tenemos planificado, es decir, está programado en todas las importaciones.

_¿Cuánto tienen en stock?
En este momento tenemos unas 30.000 toneladas de stock. Normalmente esto puede aguantar unos tres meses a escala nacional.

_¿De qué países se originan sus importaciones y a cuánto ascienden?
Varían, pero están en un promedio anual de 120.000 toneladas. Compramos materiales desde Brasil, China, Argentina, Perú, Ecuador, etc. El acero se mueve de acuerdo a los precios internacionales y a la calidad. Además, hay que buscar los tiempos de entrega, la logística, etc.

_¿Qué planes de expansión tiene la empresa en el país?
Estamos en ocho de los nueve departamentos y tenemos 22 agencias distribuidas a lo largo del territorio nacional. El sábado hemos inaugurado la nueva sucursal en Cochabamba, con lo cual totalizan 23 agencias. La única región donde no estamos es Pando, allí atendemos pedidos especiales a zona franca. También trabajamos en la parte industrial. Tenemos nuestra hija, que es el acero, en la que producimos barras lisas de acero, es una laminadora que está en Oruro con una capacidad de 36.000 toneladas, pero aún trabajamos en un solo turno con 15.000 toneladas. Este acero ya es boliviano.

_¿Significa que ya tenemos una siderúrgica boliviana y que Mutún no es la primera industria?
Nosotros somos un hito para la industria. Con nuestra empresa Siderúrgica Acero S.R.L. fabricamos laminación de barras de acero corrugado y liso, lo que se constituye en el inicio de una nueva era para Bolivia en el desarrollo industrial. En la siderúrgica hemos invertido $us 10 millones. Sin hacer mucha bulla estamos haciendo acero boliviano. Ibnorca nos ha reconocido con el sello nacional.

_En dos años se prevé el inicio de operaciones de Mutún en Puerto Suárez, ¿qué percepción tienen del proyecto?
Es necesaria la inversión, aunque no del tamaño que significa Bolivia. Ojalá que lo hagan por el bien del país. Sin embargo, por el conocimiento que tengo del mundo del acero, los recursos no alcanzarán para desarrollar toda la industria.

_¿Cuál es su mejor mercado en Bolivia y a qué atribuyen el éxito en este segmento?
Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, en ese orden. La receta para seguir avanzando es trabajar, constancia, seriedad, buen equipo de trabajo, mantener la calidad, es un conjunto de componentes que cualquier empresa en el país debería tener. Si nos ponemos a enumerar la calidad de los materiales, sería amplio. No cabe duda de que es necesario tener buena logística, locales de venta, maquinaria, etc. Contamos con un departamento administrativo con amplia experiencia. La entrega oportuna de materiales y la atención personalizada de clientes son nuestra prioridad.

_¿Cuántos empleos genera y cuánto factura al año?
Contamos con 490 funcionarios en todo el país. Santa Cruz y La Paz son los que demandan más empleos porque son los puntos en los que recibimos el material de construcción. Hemos facturado más de 100 millones de dólares en 2015.

_¿A qué sectores proveen?
Hemos incursionado en la industria, transformación de materiales y prestación de servicios en distintas áreas como la construcción, minería, industria y comercio, etc. y todo cumpliendo normas de producción y control de calidad. Tenemos el mayor equipamiento con tecnología de punta.

_Los empresarios señalan que es bueno diversificar las inversiones, ¿ustedes lo han hecho?
Naturalmente, siempre estamos pensando en incorporar productos nuevos. Hay que buscar alternativas para seguir creciendo, más espacios en el mercado. La tecnología es cada vez más exigente y nosotros tenemos lo último en cada línea.

_Hace unos meses, Las Lomas fue reconocida por la Cainco. ¿Qué sugiere a los empresarios para avanzar por el sendero del crecimiento, que, según el Gobierno, será del 5%?
Es importante la constancia y el trabajo, no desmoralizarse con los fracasos, de ello uno tiene que aprender y fortalecerse. Hay que trabajar en equipo y formar equipos. Ojalá que se cumplan los deseos del Gobierno de crecer un 5%. Yo le auguro crecimiento, tengo que ser optimista. Si yo voy a pensar que el país no va a crecer, entonces dejaré de hacer inversiones en el negocio y esto es una señal que no se debe dar a los trabajadores, porque si uno no crece este año, entonces lo hará el próximo y así sucesivamente.

Nosotros seguimos invirtiendo, el país tiene que seguir creciendo. Es importante el esfuerzo privado, pero también el Gobierno tiene que hacer su parte.

Se avecina la Expocruz 2016. ¿Qué nuevos lanzamientos se proyecta?
Son verdaderas sorpresas. Lo importante es participar y dar lo mejor de nuestra empresa. Solo puedo adelantar que vamos a lanzar un proyecto inmobiliario que estamos desarrollando con otro grupo y que creemos será de gran impacto en Santa Cruz.

_Tengo entendido que la empresa es familiar.¿Qué nuevos retos se fijan en el corto y mediano plazo?
Sí, es familiar, pero recientemente hemos contratado un asesor para que nos ayude a conformar una empresa más profesional y organizarnos en nuestras inversiones, hemos implementado exitosamente nuevos programas para ser una compañía corporativa